Con un mar de un increíble azul, extensísimas playas y un agua con apenas olas, Puerto Madryn -provincia de Chubut- es una válida alternativa de verano.
No suele ser la primera elección de los salteños precisamente porque está en el imaginario todavía como un destino de invierno, pero lo cierto es que cuenta con todas las comodidades de una ciudad balneario y hay días en que la temperatura supera los 30º con facilidad.
En el sur ya saben de las bondades del lugar hace tiempo y tan es así que esta ciudad de solo 150 años es casi la elección primera a la hora de tener un verano playero con todas las letras. "La mejor de las playas patagónicas para mí es Puerto Madryn", contó una salteña que vive en Comodoro Rivadavia y que cada vez que puede va allá de escapada en familia. Eso sí, hay que anticiparse con el alojamiento porque según la época puede volverse una tarea difícil encontrar un lugar donde quedarse.
Para Salta la distancia será grande, pero la conexión aérea que tiene a disposición la empresa Andes es una gran ventaja porque no es nada engorrosa. Permite viajar a este destino patagónico todos los días de la semana con una parada en Aeroparque de dos horas y con un solo checkin a realizar, lo que ahorra el trámite de despachar el equipaje dos veces.
$7900 es el precio base para la conexión Salta-Puerto Madryn
Fauna patagónica
No habrá ballenas ya, es cierto, pero "Madryn" -como llaman informalmente a la ciudad- quiere instalarse también como una opción completa de verano para todos los argentinos y no está lejos de conseguirlo -si no lo consiguió ya-.
Además, es de destacar que no se podrá hacer avistaje de estos enormes cetáceos, pero en verano hay lobos marinos a montones, toninas (delfines negros), gigantes reservas de pingüinos y hay incluso restos fósiles de dinosaurios para ver.
Por eso, si uno va a Puerto Madryn es imposible no considerar combinar la playa con algunas excursiones como la de Punta Tombo, la mayor colonia de pingüinos del mundo después de la antártica.
Sin rodeos, son casi 700.000 pingüinos de Magallanes que están entre septiembre y abril en una extensión de 210 hectáreas y a solo 187 kilómetros de Puerto Madryn. Es un lugar especial porque estos animales no se ahuyentan y uno los puede ver en su hábitat natural.
Otra oportunidad única es el snorkel con lobos marinos. La excursión puede tener un precio elevado, pero si no está la alternativa del avistaje de estos animales desde reservas como la de Punta Loma. En verano es la época del apareamiento de los leones de mar -como también se los conoce-, lo que permite verlos más en tierra que en agua. Enterarse de su comportamiento y verlos en directo es algo más que interesante.
Punta Tombo II.JPG
Pingüinos de Magallanes en Punta Tombo.
Pingüinos de Magallanes en Punta Tombo.
Y si de fauna se trata, también están las toninas, delfines pequeños, de un metro y medio de largo que parecen "miniorcas". El lugar de partida más común para verlas es desde Rawson, a una hora de Madryn, lo cual es una buena excusa también para conocer esta ciudad capital.
Los días alcanzan para todo
En verano, el día dura más horas de lo que uno está acostumbrado. Por eso, recién anochece por cerca de las 21 y amanece tempranísimo, cuando uno ni siquiera se entera.
Esto permite aprovechar las jornadas al máximo y sin preocuparse por las horas de playa que de seguro alcanzan. A no terminar agotados es la única consigna.
Las playas de Puerto Madryn están a orillas del Golfo Nuevo, sus aguas no son tan frías como parecen y casi no hay olas.
La probabilidad de días de sol también es altísima, así que no hace falta preocuparse por las condiciones climáticas. Solo amerita llevar algunos abrigos porque el viento es impredecible y puede levantarse a cualquier hora del día.
Y si el día no es favorable, las opciones gastronómicas son la mejor opción para distraerse. Langostinos a doquier, rabas, mariscos y vieyras, y torta galesa y chocolate para el momento de lo dulce.
Como para que no falte nada.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


RICO TIPO
RICO TIPO · Hace 10 meses

MAS CERCA Y MAS BARATO LOS LAURELES Y MAS BARATO AUN VAQUEROS.


Se está leyendo ahora