El presidente de Rusia, Vladimir Putin, está en la mira de todos, debido a que ayuda a sus exmujeres y amigos con fortunas.
Un desconocido empresario ruso de San Petersburgo entregó costosos departamentos a distintas jóvenes con un nexo en común: el presidente ruso, Vladimir Putin.
La lista de jóvenes beneficiarias incluye a Yekaterina, la hija menor de Putin, dos mujeres cercanas a una novia de Putin con las que el mandatario negó cualquier tipo de relación y una joven estudiante.
Todas las propiedades se encuentran en complejos de lujo privados dentro de Moscú y en zonas aledañas.
Los registros públicos señalan que Grigory Baevsky, de 47 años, es un empresario asociado a un viejo amigo de Putin, por lo que su relación financiera con el mandatario causa revuelo en los medios de prensa rusos. El empresario transfirió propiedades a mujeres cercanas al presidente. Las conexiones son claras y mezclan negocios privados con la utilización de fondos públicos en su círculo íntimo. Yekaterina Tikhonova, hija de Vladimir Putin, puso la dirección de una propiedad de Baevsky a su nombre para registrar una compañía
El periodista ruso Roman Anin, que dirige el equipo de investigación Organised Crime and Corruption Reporting Project (OCCRP; en español, Proyecto de Informes de Corrupción y Crimen Organizado) fue quien expuso la trama y develó la conexión entre Baevsky y el presidente.
El año pasado, el misterioso empresario transfirió otra propiedad en un complejo de lujo a Alisa Kharcheva, una estudiante de Relaciones Internacionales de la Universidad Estatal de Moscú, de 23 años. Luego, la joven hizo un calendario para celebrar el cumpleaños del presidente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...