Serios estudios filológicos han determinado que el origen etimológico del vocablo "bochorno" proviene del llamado "síndrome de vergenza ajena" en la que el individuo se ve compelido a meter el "bocho" en el "horno" y hacerlo estallar (previa apertura de gas y munido de cerillas adecuadas), abrumado por tanta ignominia. Otras etimologías, como la que nos ofrece el maestro Joan Corominas, hacen referencia a "Vulturnus", un viento sofocante, "especialmente el que viene del Sur". Lo cierto es que, el jueves pasado, un viento caliginoso (aunque proveniente de nuestro sur, precisamente de El Calafate) sopló arrasador sobre las augustas bancas de nuestros diputados nacionales. Una orden real (Real) imponía el impostergable tratamiento de una centena de proyectos de leyes y declaraciones. Nunca una expresión tan ajustada a la realidad: los diputados trataron la (sic) Orden del Día.
La prensa, oral y escrita, se ocupó más del quórum, que del contenido y resultado final de la polémica sesión. Para los medios, el protagonista fue Isaac Bromberg, (alias "el mudo"), el primo del gobernador, José Alperovich, que fue recibido en el recinto legislativo como Neil Amstrong al regresar de su alunizaje. Su presencia, efectivamente, fue un acto heroico para quien tuvo escasa asistencia a las sesiones, no habló nunca en el recinto y jamás presentó un proyecto de ley relevante. Ser mudo en un "Parla"mento no deja de ser una ironía.
Lo grave, lo gravísimo, fue que la Cámara aprobó 96 leyes en 19 minutos. ­96 leyes en 19 minutos! Seguramente constituye un récord Guinnes, pero no habla precisamente de la seriedad con la que los legisladores se toman su quehacer. En forma insólita se aprobaron todas las leyes en dos "paquetes", que juntaban la Biblia junto al calefón. Sin debate alguno se aprobó desde la creación de Yacimientos Carboníferos Fiscales (con una inversión de $5.000 millones) hasta el "Día nacional del ladrillero artesanal" y el "Día del militante sindical". Desde modificaciones a la ley del consumidor y la ley de contrato de trabajo, hasta tratados de cooperación con Antigua y Barbuda y San Cristóbal y Nieves. Aclaremos que Antigua y Barbuda no es una vieja hirsuta, sino un país del Caribe al nivel de las potencias con las que negociamos últimamente (91.000 habitantes). Por su parte, Saint Kitts and Nevis, es otra pujante nación de 261 km cuadrados y una población de 38.958 habitantes (20 veces más chica y con menos habitantes que el departamento de Metán). También se sancionó la obligación de disponer, en lugares públicos, de asientos especiales para personas con obesidad (estamos muy agradecidos).
Entre tantas leyes se coló una norma de tremenda, tremendísima trascendencia institucional: la reforma de la ley que ordenó el Digesto Jurídico Argentino. Recordemos que el Digesto es ese mamotreto que Cristina Kirchner presentó rodeada de 27 cajas, fruto de 20 años de labor de más de 200 prestigiosos jurídicos de nuestro país. Parece que jueces y abogados teníamos gran dificultad en determinar qué leyes estaban vigentes. Aunque los números asustan (se redujeron las leyes vigentes de 32.000 a 3.000) nunca hubo tal inconveniente. Con el nuevo ordenamiento las leyes van sistematizadas en forma alfanumérica, precedidas con una letra (como la patente de los autos) que haría referencia a la materia tratada ("E" Civil; "S" Penal; "P" Laboral, "L" Impositivo: se ingeniaron para que nunca coincida la letra con la inicial de la materia tratada). Es un catálogo útil como bocina de avión.
Lo cierto es que en el 2012 se sancionó este esperpento que en 180 días debía estar "depurado" por una comisión bicameral. De alguna forma se la ingeniaron para que 3 años después siguiera sin sanción. En el interregno fue el gran negocio de las editoriales que vendieron voluminosos tratados sobre la materia, que, hoy, no sirven para nada en razón de las numerosas modificaciones que se incorporaron. Efectivamente, en la reforma que se aprobó este jueves, la comisión añadió cerca de 4.000 observaciones que le habían formulado juristas e instituciones académicas. Bien así quedó, con rápida media sanción, la llamada "Madre las leyes".
Curiosamente el olivo es símbolo universal de la paz. Egipcios, fenicios y, por supuesto, griegos y romanos, lo consideraron como un regalo de los Dioses. Por su parte los cristianos, ven en el olivo el símbolo de la paz y la alianza, como recuerdo de la tregua de Dios con el hombre, tras el diluvio universal, en la que una paloma vuelve a Noé con un ramo de olivo. También a Jesús lo recibieron con ramas de olivo cuando entró a Jerusalén. Jesús oraba y meditaba frecuentemente en el huerto de los Olivos.
En el Corán el olivo es el árbol central, eje del mundo, símbolo del hombre universal, del Profeta, árbol de luz de la verdad, árbol bendito. Es luz sobre luz. Como el aceite de oliva alimenta las lámparas, así el Profeta ilumina a quienes le escuchan. (Corán, Sura 24, Aleya 35).
En los países civilizados se estila, como muestra de educación ciudadana una o más reuniones entre el presidente electo y el saliente. Abundan las fotos, las sonrisas, los paseos por el parque, las conferencias de prensa, mostrando una armonía, que quizá- no exista, pero baja una línea directa de civilización, cordialidad y convivencia para todos los ciudadanos. Hay actitudes que se definen con uno de los vocablos de más antigua etimología: mezquindad ("mushkenu", según el código del rey Hammurabi, 1728 a.c.).
Luego de la frustrante reunión, seguramente, Macri, ahora espera ansiosamente que Cristina adopte el símbolo de la paz, en otras palabras: que cuanto antes se tome el olivo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Perez Jose Alberto
Perez Jose Alberto · Hace 12 meses

¿¿ así que vos abogado laboral romerista de la primera hora (fuiste ministro de trabajo de Roberto Romero) te admiras de este Bronberg, diciendo que tuvo "... escasa asistencia a las sesiones, no habló nunca en el recinto y jamás presentó un proyecto de ley relevante. Ser mudo en un "Parla"mento no deja de ser una ironía....". Pero fijate que nunca, pero nunca, pude leer un comentalrio similar tuyo krespecto de que nunca macri como diputado nacional y michetti como jefa del Senado porteño, fueran alguna vez a las sesiones. Claro, ese detalle nunca lo comentaste porque molestaría a tu jefe Romero ¡¡¡¡ andaa chanta !!!


Se está leyendo ahora