Una opinión controversial: besarse es más divertido que tener relaciones. El sexo está bueno, es cool y orgásmico, pero los besos te hacen sentir como una chiquita de 17 años que está viviendo la mejor época de su vida. Nombrá cualquier otra cosa que te haga sentir así. No podés. Besarse es lo menos valorado del sexo y vamos a devolverle su valor.
Lo que primero miran muchas chicas son los pies, porque se supone que son indicadores de cómo es (o cuán grande es) un tipo en el sexo.
Seguro te reíste del tamaño de los zapatos de alguno, pero vamos a blanquear que lo más hot está en los labios. Si ves un tipo con labios anchos y pulposos, seguramente te va a hacer sentir como dijimos en el párrafo anterior: mucho más cerca del paraíso, aunque sin sexo.
A las que ya nombramos, las chicas que piensan que una espalda musculosa es la mejor característica que puede tener un tipo: las reto a que miren la foto de Luciano Castro sin que les provoque querer matarlo a besos. Googleá a Idris Elba e imaginate todas las formas en las que te gustaría besarlo.
Mirá a Tom Hardy y pensá otra cosa que no sea "Esos sí son labios en los que me gustaría montarme". Ampliá tus horizontes: los labios son hermosos y podemos decir que con solo mirarlos ya te invitan a tener sexo.
La razón por la que reclamamos la previa antes de tener relaciones es porque está llena de besos anticipatorios.
El sexo sin los besos te deja sin la más pálida idea de dónde te vas a meter. Es como comerte un bombón sin saber si adentro tiene licor o dulce de leche.
¿Quién va directo a la penetración?
Las mujeres no llegan al orgasmo con facilidad, pero probablemente lo haríamos si decidiéramos extender "la parte de los besos".
Pensá en cómo te sentiste después de la final de Grey's Anatomy. Estabas contenta con lo bueno que había estado el capítulo, pero un poco frustrada. Lista para más.
Después pasaron un par de horas y te diste cuenta de que te gustaría menos la serie si no tuvieras que esperar tantos meses entre temporada y temporada.
No estoy diciendo que es mejor besarse que tener un orgasmo, pero puede satisfacerte de una manera diferente.
El sexo te hace sentir bien en ese momento, sin embargo, muchas veces puede dejarte con un sentimiento de vacío.
Cuando salís con alguien y parece como si estuvieras en el 2004, te sentís un poco tonta y querés llamar a todos tus amigos para contarles lo que te pasó. ¿O no hacés eso cada vez que tenés relaciones?
Mientras tenés una sesión de besuqueo intenso, podés sentir la erección del tipo a través de su jean. Una erección "'vestida"' es sumamente misteriosa e intrigante. Un datito: No mienten.

Como en la secundaria

Ese hombre que estás besando te desea mucho. ¿Cuántas ganas tenés de volver a verlo después de eso?
Eso es lo que queremos, ¿No? Besarse solo por el hecho de besarse esá buenísimo, pero seguramente quieras que la persona con la que estás te llame porque estuvo pensando todo el día en vos, en besarte también otros labios (bueeenooo), pero que a la vez sea alguien que esté perfectamente feliz de besarse con vos contra cada pared que encuentre, ya sea la del estacionamiento o a plena luz del sol, en el medio de la calle, y en todos aquellos lugares donde lo hacías cuando estabas en la secundaria.
Aunque, creo que los adolescentes de hoy en día no pierden un segundo y van directo a la cama, ¿No? Bueno. Ya van a aprender, ya van a aprender.
Solo falta que transcurra el tiempo necesario entre la adolescencia y la madurez.

Las técnicas para potenciar el placer de tu hombre

¿Quieres regalarle una experiencia desconocida y que se vuelva loco de deseo? “Siempre pensé que el orgasmo masculino era siempre muy intenso y poderoso, como una explosión breve, pero muy placentera. Al menos, así había vivido yo el clímax de mis novios. Pero me di cuenta de que ellos también pueden gozar de diferentes tipos de placer”, afirmó una chica anónima en una revista española. Pero no es así.
1. Conecta varias zonas erógenas
¿Estás decida a elevar su pasión a la enésima potencia hasta volverlo absolutamente loco de placer? Para ello, nada como estimular dos zonas erógenas a la vez. La forma más sencilla es establecer la conexión entre alguna parte del cuerpo con el pene.
2. Descubre secretos eróticos orientales
El secreto está en una técnica que dominan todas las expertas orientales y consiste básicamente en apretar el miembro mediante contracciones de los músculos interiores de la vagina. En países como Tailandia abundan las mujeres que dominan estos músculos de tal forma que son capaces de hacer cosas increíbles. Para dominar esa técnica necesitarás controlar tus músculos vaginales al cien por cien.
Para lograrlo, no tienes más que parar el flujo de orina. Es muy sencillo, ya que basta con contraerlos y contar hasta diez antes de relajar la tensión.
3. Busca nuevos tipos de orgasmo
Los orgasmos de las mujeres se inician bien en la vagina o en el clítoris y pueden ser de diversas intensidades, además de poder repetirse varios en una sola sesión sexual. De la misma forma, los hombres tienen su particular “punto G” en el perineo. Al estar repleta de terminaciones nerviosas, en esta zona se puede desatar un orgasmo diferente al que se obtiene cuando sólo se concentra la excitación en el pene. ¿Cuál es el resultado? Una experiencia que lo dejará sin habla.
4. Cómo hacerlo rabiar de placer
Cada una sabe que para volver loco a su chico no hay nada como excitarlo, hacer una pausa y volver a empezar desde el principio. Ya he descubierto que es una receta infalible para volverlo loco de placer. Lo excitas hasta que está a punto de estallar y entonces paras y haces una pausa. Cuando un hombre está al borde del orgasmo, todos sus músculos se tensan. Si para la estimulación justo en ese momento, consigues aumentar esa misma tensión, por lo que el momento del orgasmo magnifica la sensación.
5. Consigue que sea multiorgásmico
¿Crees que las mujeres somos las únicas que tenemos la suerte de experimentar varios orgasmos? No. Ellos también pueden. Y quizás seas tú la mujer capaz de descubrirlo. Para conseguirlo, es necesario distinguir entre orgasmo y eyaculación y saber que son muy diferentes. Por eso, para ser multiorgásmico necesita aprender a llegar al clímax sin que salga el semen. Cuando veas que está a punto de tener un orgasmo, pará en seco y poné en práctica cualquiera de los trucos retardantes.


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Graciela salatino
Graciela salatino · Hace 8 meses

BESARSEEEEEEEEEE

Elber Galarga
Elber Galarga · Hace 8 meses

donde sea cuando sea


Se está leyendo ahora