¿Qué están esperando?

Pablo Adreani

¿Qué están esperando?

Los productores agropecuarios todavía no han tomado conciencia de los cambios que han sucedido en la Argentina desde la asunción del presidente Mauricio Macri.
Hace apenas tres semanas, el atraso cambiario, la baja en el precio de los productos agrícolas y el elevado nivel de las retenciones actuaron como un cocktail de quebrantos de muchas empresas dedicadas a la producción y exportación de agro alimentos en la pampa húmeda y en las economías regionales.
Esta situación fue provocada a conciencia absoluta por el pasado gobierno kirchnerista. ¿O ya nos olvidamos que la manzana de Río Negro no se podía cosechar pues el costo de la cosecha era mayor al precio recibido por la venta del producto? O del cierre de muchos frigoríficos y los 15.000 desempleados que originó la peor crisis provocada en la cadena exportadora de carne. Y así muchas situaciones más como el poroto en Salta y Jujuy, las vides de San Juan y Mendoza, e incluso de muchas producciones tradicionales como la soja en el NOA y en el NEA.
En plena precampaña presidencial, los productores pedían "a gritos" la baja o eliminación de retenciones y la liberación del tipo de cambio. Bien, a poco menos de una semana de su asunción el presidente Macri cumplió con lo prometido; hasta el momento los productores no han respondido como se esperaba y han demostrado que no están a la altura de las circunstancias.
Para que este plan económico resulte exitoso se requiere del ingreso y liquidación de divisas, y para que ello suceda los productores deben estar dispuestos a vender parte de la soja, trigo y maíz disponible que almacenan en sus silos bolsa. El presidente Macri les habló desde la economía, mejorando su bolsillo al eliminar retenciones y liberar el tipo de cambio, y los productores hasta el momento le han respondido con la desconfianza y no han actuado vendiendo la soja disponible que se esperaba.
"Los productores tienen en sus manos parte del éxito del plan de Prat Gay".
No se trata de ser oficialista u opositor; el pueblo argentino ha dado muestras de su sorpresiva evolución y madurez votando contra un sistema de mentiras. La Argentina por venir, y no estamos hablando de aquí a 10 años, estamos hablando del hoy, es un país que merece que nos esforcemos todos por contribuir al crecimiento y nacimiento de una gran Nación.
Los productores tienen en sus manos parte del éxito del plan económico implementado por el ministro Alfonso Prat Gay. Incluso para tentar a los operadores de granos a vender sus existencias disponibles, el Banco Central ha fijado tasas de interés para colocación de pesos del 38% anual.
Un párrafo final para aquellos productores que todavía siguen sin vender la soja disponible, les pregunto ¿qué están esperando? ¿Que el mercado suba? ¿Que el dólar se dispare a $16? ¿Que el plan económico implementado fracase?
Todas estas preguntas son para la reflexión. En definitiva, quien manda es el mercado. No sea cuestión que la actitud cautelosa y hasta mezquina de los productores tenga que enfrentarse de aquí al ingreso de la nueva cosecha con precios muy por debajo a los actuales.
Como máxima de los mercados, los productores nunca venden en suba, siempre venden en la baja. Finalmente los productores deben tomar conciencia de que estamos ante un nuevo país, ante una nueva oportunidad histórica.

¿Qué te pareció esta noticia?

Compartí

0

Te puede Interesar

Comentá esta Noticia