El Espíritu de la Navidad es una energía que desciende a la Tierra para traer paz y dejar sus enseñanzas a la humanidad. Tradicionalmente se realiza un ritual con el fin de aprovechar la fuerza del Espíritu de Navidad, ya que nos concederá aquello que le pidamos.
Como viene con la misión de dar, es bueno pedirle lo que queramos concretar durante el nuevo año, sin límites, porque si no estaríamos dudando de la fuerza divina.
La tradición nórdica dice que el 21 de diciembre de cada año llega a la tierra, producto del fenómeno cósmico conocido como Solsticio de Invierno, el Espíritu de la Navidad, con la firme misión de traer al plano físico todo lo que deseamos.
El Espíritu de la Navidad es una tradición perteneciente a los países nórdicos y que, desde hace varios años, ha sido adoptada en nuestro país como parte de las costumbres características de esta época.
Para quienes dicen que es una fecha de moda y mercantilista, debemos acotar que en las grandes civilizaciones del mundo antiguo, egipcios, mayas, celtas, aztecas, como buenos observadores astronómicos, celebraban según su tradición esta fecha y el solsticio. No en vano los monumentos "despiertan" energéticamente este día, ya que se construyeron alineándolos con los ciclos naturales del planeta.
La leyenda nórdica dice que el Arcángel Uriel relató que el Espíritu llegó al planeta proveniente de una galaxia lejana y se instaló en la región Norte, en lo que hoy se conoce como la península escandinava.
El Espíritu de la Navidad no es concebido como una persona de carne y hueso, sino como una energía que viene desde del centro de nuestra galaxia y que llega año tras año para repartir, más que cosas materiales, aquello de lo cual el ser humano no puede prescindir: paz, amor, alegría y armonía.
El esoterismo enseña que este hecho cósmico tiene directa relación con el equinoccio de Primavera en el hemisferio Norte y de Otoño en el Sur.Se afirma que en esa fecha, los días 21 de marzo, se produce otro evento cósmico extraordinario que se puede describir como el acto de gestación de la Madre Naturaleza por parte del Espíritu Santo.
Hagamos votos para que Navidad sea el tiempo en que los hombres encuentren paz en su corazón y se reconcilien.
En ese contexto, el período de gestación se cumple los días 21 de diciembre y se produce así la llegada del Espíritu de la Navidad, o, como enseña la tradición cristiana, el nacimiento del Niño Dios.
Lo destacable es que civilizaciones tan antiguas como las de India, China, Egipto, Persia, Azteca, etcétera, todas reconocen a dioses nacidos el 25 de diciembre. Krishna, en India; Fu-Ji en China; Horus en Egipto; Zoroastro en Persia y Quetzacóatl en el México, o el Cristo azteca.
Es decir que la fecha no es patrimonio de a cultura cristiana, sino más bien que ésta recoge de las tradiciones más antiguas el significado esotérico del Solsticio de Verano para el hemisferio Norte. Por algo la tradición dice que "Papá Noel viene" del polo Norte.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Monica Cassels
Monica Cassels · Hace 11 meses

"...significado esotérico del Solsticio de Verano para el hemisferio Norte. Por algo la tradición dice que "Papá Noel viene" del polo Norte." La persona que escribió esta nota estaba claramente en profundo trance esotérico...

octavio graco
octavio graco · Hace 11 meses

el que escribió el articulo se saco un cero!!!mezcla todo!! el niño dios nace el 25 de diciembre no el 21!!y la navidad no es una fiesta Nordica sino cristiana, en todo caso que aclare el nombre de la fiesta Nordica...y demas errores conceptuales que me puedo pasar escribiendo todo el dia!!!verguenza


Se está leyendo ahora