Un cargamento de cocaína de máxima pureza fue secuestrada durante el fin de semana por Gendarmería. En un operativo de control, la fuerza de seguridad logró sacar de circulación más de 30 kilos de droga, que era transportada por las rutas de la provincia hacia importantes centros urbanos del país en un vehículo utilitario. Quedaron detenidas dos personas de nacionalidad boliviana y una argentina.
Los narcos apelan a su creatividad para tratar de eludir los controles de las fuerzas de seguridad, para tratar de llegar con la mercadería a destino.
Los encargados de llevar la droga son denominados "mulas" o "camellos", y son gente que muchas veces ponen en juego su pellejo para hacer llegar la carga a destino, para lograr su objetivo llevan la cocaína oculta en vehículos -ruedas, motor, baúl, tanque de nafta o muchas veces en dobles fondos o habitáculos preparados especialmente- o en su mismo cuerpo, ya sea en ladrillos adosados con cinta o cápsulas que son ingeridas y deben ser expulsadas luego de un tiempo prudencial, caso contrario pueden sufrir una horrible muerte.
Personal de Gendarmería del puesto de control ubicado en El Naranjo, sobre la ruta nacional 9/34 cerca de Rosario de la Frontera, observó que los ocupantes de un utilitario Citroen Berlingo lucían sumamente nerviosos cuando los uniformados procedieron a revisar el vehículo, que circulaba en sentido norte-sur. Luego de lo cual decidieron desviar el vehículo a un costado para someterlo a una exhaustiva revisión con equipos de avanzada.
Al cabo de unos minutos los uniformados detectaron cargas extrañas o elementos ajenos en el tanque de combustible; ante la novedad, el oficial a cargo ordenó desarmar el tanque.
Gracias a la experiencia adquirida a lo largo de los años, los gendarmes que se dedican a este tipo de tareas lograron una gran destreza en este tipo de tareas y se transformaron en verdaderos especialistas. Estos hombres ya saben o intuyen los lugares del vehículo donde los narcos ocultan el cargamente ilegal.
En esta oportunidad encontraron en el interior del tanque de combustible 36 paquetes rectangulares envueltos en cinta color ocre y papel aluminio. Al someter la sustancia a narcotest el resultado fue positivo, con un peso total de 31 kilos de cocaína. Se dio intervención al Juzgado Federal de turno, desde donde dispusieron el secuestro de los elementos de prueba y la detención de los dos ciudadanos bolivianos.
De esa manera siguen los operativos en el norte provincial tendientes a desentrañar la actividad del narcotráfico en el país. Salta y Jujuy, vale recordar, poseen una de las fronteras más calientes de la Argentina en materia de tráfico de sustancias prohibidas.

Quedaron detenidos

Tras el procedimiento efectuado durante el fin de semana por los gendarmes en la provincia, los jueces intervinientes en cada caso, además de ordenar el secuestro de los elementos de prueba también ordenaron la detención de las personas involucradas en el traslado de droga. Fueron detenidos dos ciudadanos bolivianos y una mujer argentina.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...