Los residentes de un sector del asentamiento Los Laureles aseguran que desde hace 15 días tienen restringido el servicio de agua y sufren, además, permanentes cortes de energía eléctrica.
Son decenas de familias que sufren la falta del líquido elemental en sus respectivos domicilios.
"Padecemos cortes de agua en forma diaria, solamente contamos con el servicio de 22 a 10 de la mañana", dijo a El Tribuno Gustavo Pacheco, un vecino que vive en el sector damnificado, ubicado al oeste de San José de Metán.
"En la zona en la que vivimos hay muchos niños. Quiero aclarar que en nuestro caso somos clientes tanto de Aguas del Norte como de Edesa y, sin embargo, tenemos que padecer cortes permanentes en ambos servicios", remarcó preocupado.
La situación es desesperante para las numerosas familias que viven en el asentamiento, ya que la gente tiene que recoger agua en baldes, botellas y otros recipientes desde muy lejos.
Además, en la zona hay una gran pendiente por las serranías, lo que hace más difícil la tarea de trasladar el líquido elemento hasta las viviendas colindantes.
"Si bien en otro sector del asentamiento Los Laureles hay caños comunitarios, la problemática ocasionada por la falta de agua viene desde hace tiempo", detalló Pacheco.
Hace 15 días que algunos vecinos de un sector del asentamiento no tienen agua potable a pesar de ser clientes de la empresa prestataria.
Altas temperaturas
La situación se agrava con las altas temperaturas que se vienen registrando en las últimas semanas en toda la provincia y ante el mayor consumo del líquido elemento, lo que motiva los cortes del servicio de agua y la baja presión en esa zona.
Situación desesperante
Cabe aclarar que el asentamiento cuenta con un sector en el que los vecinos sí poseen el servicio de agua potable domiciliaria y otro en el cual los vecinos solamente tienen caños comunitarios de los que se abastecen diariamente.
Pero desde hace días, estos caños comunitarios tampoco cuentan con agua potable.
A raíz de esta situación, los humildes residentes de esa zona del asentamiento Los Laureles se ven obligados a acarrear diariamente agua en baldes, tachos y botellas desde el barrio Doc-Banc, que se encuentra ubicado a unas cuatro cuadras del asentamiento.
A ello hay que agregarle que Los Laureles está emplazado en una pronunciada pendiente, entre las serranías.
En el lugar se observa en forma permanente a mayores y hasta niños subir las serranías hacia el asentamiento cargando pesados recipientes con agua.
Los vecinos de la barriada manifestaron que la empresa Aguas del Norte nos les da una solución definitiva a este problema porque no son clientes de la firma. "Necesitamos que nos den una mano. No podemos seguir sin agua, la situación es desesperante", dijeron.

La luz también
Por otra parte, en los últimos días se vienen produciendo también interrupciones en el servicio de energía eléctrica en la ciudad de San José de Metán.
Esta situación provoca grandes inconvenientes a los vecinos, comerciantes, canales de televisión y radios locales, entre otros, que no pueden desarrollar de manera normal sus actividades diarias.
"Lamentablemente la semana pasada se nos quemó un transmisor. Esto se debe a los cortes permanentes de energía eléctrica que se vienen registrando", dijo Jorge Fernández, propietario de una emisora metanense.
Una paradoja
En San José de Metán de forma permanente colapsan los sistemas de agua y cloaca y se producen derrames en distintos sectores de la ciudad.
Uno de los problemas recurrentes son los caños de agua que se rompen.
Por esa problemática, la empresa se ve obligada a romper el pavimento para hacer las reparaciones correspondientes, lo que acarrea numerosos inconvenientes para los vecinos.
En un sector de la calle Juana Azurduy, por ejemplo, el pavimento fue destruido en varias oportunidades para hacer reparaciones de cañerías de agua.

La respuesta
Sobre el tema, Aguas del Norte señaló que se encuentra trabajando en diferentes sectores de la ciudad de Metán para realizar las reparaciones necesarias que permitan optimizar el funcionamiento del sistema de abastecimiento.
También señalaron que están trabajando para resolver los reclamos de los vecinos con la mayor celeridad posible.
A su vez informaron que se realizaron en las últimas semanas tareas de mantenimiento con equipos desobstructores en el sistema cloacal de Metán, para encarar la temporada de lluvias.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora