Frente a la plaza principal de la ciudad de Rosario de Lerma, un puesto de comidas rápidas ocupa parte de la vereda. La situación genera, según los vecinos, que cuando se amontonan los clientes los peatones tengan que bajar a la calle para poder circular.
"El carro se encuentra al lado de la iglesia, uno de los sectores más transitados de la localidad. Deberían respetarse las normas de convivencia y la reglamentación urbana existente", contó una vecina en comunicación con El Tribuno vía Whatsaap.


¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia