El empresario boliviano es uno de los transportistas de cargas y combustibles más importantes de Bolivia. El año pasado la Justicia Federal de Salta le dictó el procesamiento, con prisión preventiva, al considerarlo responsable de delito de contrabando de drogas y precursores químicos.
Estaba prófugo de la Justicia argentina desde el 10 de julio del 2015. Por ello, el juez federal 1 de Salta, Julio Leonardo Bavio, mantuvo también el pedido de captura internacional y libró exhortos diplomáticos a su par competente del Estado Plurinacional de Bolivia. Además, le trabó embargo por $2,5 millones.
Causa testigo
La causa por la que fue procesado es el ingreso de un camión cisterna de una de sus empresas por el paso internacional de Salvador Mazza, donde el vehículo fue detenido. Tras ser inspeccionado se encontró cocaína diluida en un tanque de combustible y la carga en la cisterna era tolueno -un precursor para elaborar drogas- cuando ante Aduana los papeles declaraban que era alcohol etílico.
La familia fue liberada
Los 4 hijos y la esposa del empresario fueron beneficiados con medidas sustitutivas pese a que los fiscales pidieron la detención en la cárcel de todos los acusados.
El juez les concedió, a finales de febrero, libertad con fianza de Bs 50.000 para cada uno, arraigo, presentación a firmar el libro cada semana a la Fiscalía, incautación de sus bienes y retención de fondos en entidades financieras.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Huracán del Norte
Huracán del Norte · Hace 9 meses

Y cuál es el papel del gobierno de Evo?


Se está leyendo ahora