Sorprendió en la mañana de ayer un vasto operativo ordenado por la Justicia Federal para conocer las condiciones laborales de los cosechadores de arándanos que llegaron a la ciudad de Metán.
Fueron operativos en simultáneo de Gendarmería Nacional y de grupos de inspectores de la AFIP.
Los procedimientos preventivos se realizaron ayer en la ciudad de Metán.
El operativo se centró en la periferia de la ciudad del sur de Salta sobre varios inmuebles donde están residiendo personas que llegaron a trabajar en la cosecha de arándanos.
Los efectivos están haciendo comprobaciones de cómo viven cosechadores de otras provincias y el exterior.
Están cumpliendo órdenes libradas por el juez federal de Salta, Miguel Medina.
Subsidio
El año pasado se firmó un convenio para el otorgamiento de subsidios que beneficiaron a más de 2.000 trabajadores de plantaciones de arándanos en esta provincia y de provincias vecinas.
Cada beneficiario recibió, según este convenio firmado por el Gobierno de Salta, un pago de 1.100 pesos mensuales durante dos meses.
La AFIP junto a Gendarmería nacional está controlando de alguna manera las condiciones de contratación de los cosechadores que llegaron en una oleada a la ciudad de Metán y que el año pasado debieron ser subsidiados con dineros públicos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora