La iniciativa de la concejala Marisa Bernasar para prohibir la instalación de antenas de telefonía móvil en el ejido urbano comenzará a ser analizada desde mañana por el Concejo Deliberante en comisión.
El proyecto contempla prohibir la instalación de todo tipo de antenas para telefonía móvil con sus diferentes tipos de soportes y estructuras, como así también los sistemas de trunking, que son sistemas de radiocomunicaciones móviles para aplicaciones privadas.
"Las antenas que ya se encuentran instaladas no podrán renovar su contrato una vez finalizado", destacó Bernasar.
Recientemente hubo una polémica en Metán por la instalación de una de esas estructuras en la Liga Metanense de Fútbol. Los vecinos del barrio Sarmiento se opusieron y la obra fue paralizada por la Municipalidad, debido a presuntas irregularidades en el contrato.
Datos científicos
"Los campos magnéticos generan las ondas que recibe y emite la antena, forman una gran burbuja, los efectos de estos campos hace años que se están estudiando. Son ondas microondas de entre 850 y 950 megahercios, capaces de atravesar todo tipo de objetos, paredes, edificios y todo ser animal o vegetal", señaló la edil.
Marisa Bernasar CONCEJAL "El proyecto se analizará en el Concejo Deliberante en comisión, como lo solicité"
En la iniciativa remarcó que la preocupación por la contaminación electromagnética probablemente se inició en 1979 con un artículo del "Medical Journal of Epidemiology", donde se informaba de la posible relación entre la exposición a campos electromagnéticos y el cáncer infantil.
Dijo que las radiaciones electromagnéticas se dividen en dos categorías, dependiendo de su nivel de energía: las radiaciones ionizantes y las no ionizantes. Ejemplos de radiaciones ionizantes son la radiactividad o los rayos X, que están reconocidas como peligrosas, por lo tanto se utilizan con las medidas de seguridad apropiadas. Las radiaciones no ionizantes son las producidas por la corriente eléctrica, transmisiones de radio y televisión, y telefonía móvil (también llamadas microondas).
Fundamentó que estas ondas son absorbidas fácilmente por el cuerpo humano, en el que producen determinados efectos biológicos. Sobre este punto no hay discusión en la comunidad científica, el problema se plantea por la falta de acuerdo de los científicos sobre cuáles son los niveles perjudiciales para la salud.
La edil indicó que el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer ha clasificado los campos electromagnéticos producidos por los teléfonos móviles como "posiblemente carcinógenos" para los seres humanos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora