Más de 20 personas se preparan para capacitarse como líderes con el objetivo de juntar nuevamente al grupo scout Zenta, de la ciudad de Orán.
La agrupación se disolvió hace 8 años por la falta de fondos y de apoyo. Solían participar de sus actividades más de 150 personas.
La iniciativa de refundar el grupo pertenece a María Emilia Daniel y Darío Fonteñez, quienes están convocando a todos aquellos que fueron líderes scouts para volver a conformar un nuevo colectivo humano, con el apoyo de la comunidad de Orán.
Hoy, de la mano de Tato Nayar, que fue jefe de tropa de la agrupación durante mucho tiempo, se llevan a cabo reuniones de camaradería, proyectando la tarea de educar con valores y contener a los menores de barrios populosos y marginados.
"En el grupo aprendí a compartir y pensé que como scouts debemos hacer algo por nuestros niños", contó María Emilia, quien sueña con integrar a los chicos.
"Me gustaría volver a formar un grupo scout y dedicarme a eso. Empezar con la enseñanza siendo lobatos, luego scouts y cuando son caminantes ellos mismos me pueden ayudar con la instrucción", reconoció la mujer.

Movimiento educativo
Los scouts son un movimiento educativo destinado para niños y jóvenes, de carácter voluntario. Está abierto a todos sin distinción de origen, raza o confesión religiosa.
Tiene por fin contribuir a desarrollar las posibilidades físicas, intelectuales, sociales y espirituales, como persona, como ciudadano responsable y como miembro de la comunidad.
"Es una tarea de contención importante porque se los ocupa en actividades productivas y educativas en su tiempo libre. Lo principal es sacar a los chicos de la calle y ofrecerles alternativas mucho mejores", dijo Darío Fonteñez.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora