José Alberto Ovando y Humberto Gabriel Morales, condenados en 2014 por el homicidio culposo de Marco Alberto Córdoba, fueron inhabilitados cautelarmente para conducir vehículos automotores y sus carnés fueron retenidos ayer.
El domingo pasado se viralizaron fotografías en las redes sociales de Morales conduciendo un automóvil VW Bora gris, en la zona norte de la capital salteña.
El padre de Marco Alberto Córdoba denunció que a Morales le entregaron un carné de conducir en Rosario de Lerma, cuando está domiciliado en la capital salteña.
"En las fotografías se observa a Morales llegar al estacionamiento de la Ciudad Judicial, cuando él tiene inhabilitación para manejar", sostuvo Raúl Córdoba, padre de la víctima.
"Tras la inhabilitación cautelar dictada ahora tenemos una sensación de que no estábamos equivocados. Desde el primer momento sabemos que él tiene responsabilidad en la muerte de mi hijo. Ese día domingo, a las 13, a nosotros nos impactó el vehículo de Morales y estaba alcoholizado, no tenía carné. Perdimos a Marco por su culpa y somos sobrevivientes de la tragedia. Por su imprudencia, nuestro hijo no está más con nosotros y debe pagar por eso. Queremos que sea privado de su libertad. Estamos a la espera de la resolución de Casación", hizo hincapié.
"La sociedad siempre tendrá la libertad de hacer valer sus derechos. Eso no se negocia y seguiremos luchando, marchando. Morales es el responsable del homicidio de Marco", añadió.
Finalmente, ayer Morales y Ovando tuvieron que entregar sus carnés a las 9.30, por orden de la Justicia.
La resolución fue dictada por las juezas de la Sala V del Tribunal de Juicio, Mónica Faber, María del Milagro López y Mónica Mukdsi.
Ambos fueron condenados por la Sala V del Tribunal de Juicio en 2014. A José Alberto Ovando los jueces le aplicaron una pena de dos años y seis meses de prisión condicional e inhabilitación especial para conducir vehículos automotores por seis años y a Humberto Gabriel Morales la pena de tres años de prisión condicional e inhabilitación especial para conducir vehículos automotores por siete años, como coautores ambos de homicidio culposo agravado por la conducción imprudente de un vehículo en perjuicio de Marcos Alberto Córdoba, de 10 años. La causa se encuentra con recurso de Casación en trámite ante el Tribunal de impugnación Sala III.
Además de retirarles la licencia, las juezas ordenaron librar los oficios correspondientes a los organismos de control, Policía de la Provincia y Secretaría de Tránsito para que controlen el cumplimiento de la prohibición de conducir

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...