Salvador Ragusa atendió a Alentandooo en un ambiente familiar apacible en la Navidad de su Rosario natal e hizo un balance de su primera etapa como DT de Juventud Antoniana, a la clasificación al nonagonal, a la chance dilapidada de Copa Argentina y a las posibilidades de ascenso del santo, en la misma medida que evitó meterse en el clima de incertidumbre electoral de Juventud Antoniana, aclarando que "no lo condiciona".
"El objetivo principal era clasificar y se logró. La Copa Argentina venía de yapa. Cuando yo llegué, Juventud estaba afuera de todo y pudimos ganar esas finales fundamentales que nos permitieron clasificar.
Ahora nos meteremos en una lucha pareja en la que todos arrancaremos de cero, en la zona más difícil, donde están Mitre, Sarmiento, Chaco For Ever, Zapla, Gimnasia y nosotros. No tendremos muchos viajes, pero los rivales son complicadísimos y tenemos que sacar la mayor cantidad de puntos. Este equipo demostró que cuando está enchufado puede ganarle a cualquiera y que cuando caminó por la cornisa sacó un plus en partidos decisivos. Ahora quiero buscar la variante de tener un Plan B en lo táctico que no lo teníamos, como jugar con un 3-4-1-2 o incluir tres puntas. Ahora tenemos que buscar dos elementos de jerarquía que quieran venir a sumar por seis meses", expresó el entrenador, para criticar a renglón seguido el formato de los torneos federales. "Se superó una primera ronda aburrida y tediosa en la que se jugó cuatro veces con los mismos rivales. Los torneos de por sí son deficitarios, y si le agregás eso peor. Los clásicos son 'saca-técnicos' y acá habrán cinco. Tiene que haber un cambio en serio en el fútbol argentino".
Ragusa puso énfasis en su idea de que su "Juventud comprendió el orden, que defender no implica tirarse atrás, que se defiende con 11 jugadores y se ataca con 11, que el fútbol es indivisible, que para que funcione el equipo tiene que funcionar todo. Hubo funcionamiento. Luego el equipo se relajó, se sintió presionado. Pero ahora no podemos relajarnos, tenemos que jugar 8 finales en una zona en la que los 9 equipos son candidatos. Tenemos equipo para pelear el objetivo. La gente lo pide, pero yo siempre conviví con esa presión en muchos clubes grandes. Tenemos experiencia, los jugadores también la tienen y esa experiencia tiene que ayudarnos para crecer y poder sacar ventajas. Pero nadie es campeón antes de empezar y acá estamos acostumbrados a hacer campeones a los equipos antes", manifestó el estratega, para luego ser tajante cuando se le consultó sobre las elecciones y sobre si esta coyuntura incidirá o no en su permanencia. "No me condiciona. Si mañana no están de acuerdo con Ragusa, me tendré que ir. Pero tengo contrato en AFA hasta el 2017. Yo soy técnico, no es mi tema, no soy dirigente, no me pagan para eso", concluyó.

Lo de Alemanno no está cerrado y se fue Romero
Ragusa confirmó que restan algunos detalles para el arribo de Germán Alemanno como primer refuerzo del santo, aunque el atacante aún no logra desvincularse de Universitario de la primera división peruana y esto comenzó a dilatar la negociación. “Tiene ganas de venir, aunque en Perú lo quieren, allí hizo muchos goles. Hay que esperar una semana para que se defina el tema”, dijo el DT, quien, a su vez, confirmó que también busca un volante y que le dio de baja al defensor Gabriel Romero, a quien no tendrá en cuenta.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...