Raúl Córdoba perdió a Marco, su hijo de 10 años, en un accidente de tránsito que ocurrió cuando la familia iba a festejar el Día del Niño, el 12 de agosto de 2007. El caso derivó en un juicio en el que se condenó a dos conductores involucrados en el choque.
La muerte de su hijo lo transformó en un militante de la lucha contra la inseguridad vial. En este camino, impulsó la marcha que se hace cada viernes alrededor de la plaza 9 de Julio para reclamar por casos no resueltos y formó, junto con otros padres, la Comisión de Familiares contra la Impunidad de Salta.
Consultado sobre la cantidad de muertes en accidentes que dejó 2015, Córdoba cuestionó las campañas de prevención y consideró que se debe cambiar la legislación.
"Venimos pidiendo la declaración de la emergencia vial desde 2013 para que se tomen decisiones políticas", manifestó Córdoba.

El año pasado terminó con un aumento importante de muertes por accidentes. En 2014 habían sido 180 y en 2015 llegaron a 264. ¿Por qué cree que no se logra bajar la cifra?

Creo que el punto más importante es la prevención y saber elegir qué campañas hacer. En Salta no hay escuelas de conductores. Se hace un curso intensivo de dos horas y ahí, supuestamente, se debe tomar conciencia sobre la problemática. Ese es uno de los puntos principales.
Tendrían que existir campañas más sistemáticas. Nosotros creemos que se debe informar sobre cuáles son los derechos del ciudadano cuando tiene un vehículo, pero también cuáles son sus obligaciones.
Creo que el Estado debe ser sistemático siempre en esa información. Una cosa es decir "use el cinturón de seguridad" y otra cosa es decirte que, por ley, es obligatorio.
Ahí es donde yo creo que se fallan: en el tipo de campaña que realizan. El consumo de vehículos va a ir creciendo siempre por el hecho de que la industria automotriz es uno de los principales pilares del país. Entonces, el Estado tiene que acompañar con un buen sistema de prevención e información sobre obligaciones y derechos.
Habría que buscar la manera. Un buen banner visible en un lugar de trabajo donde hay mucha gente que conduce sería muy impactante. Hay que saber dónde hacer las campañas. No sirve entregar afiches en una peatonal, donde el 70 por ciento de la gente que pasa utiliza el colectivo. El otro punto es el cambio de la ley. Si no modificamos el Código Penal Argentino en su artículo 84, sobre el homicidio culposo, no vamos a avanzar.
Hay dos siniestros clave que se dieron en estas semanas. María Sonia Méndez fue atropellada en Alvarado y Santa Fe el 30 de diciembre y el conductor se dio a la fuga... El proceso judicial va a ser largo y la condena no supera los tres años. El sábado pasado atropellaron a una persona de 75 años, y también hubo fuga. La fuga no está contemplada como pena.
La voluntad del juez está. El tema es que no está redactado en el Código Penal. El artículo 84 dice "lesiones culposas u homicidio por la negligencia, impericia o imprudencia en el arte de conducir". No dice "por haber consumido alcohol, por haberse dado a la fuga o por el exceso de velocidad". No habla de eso.
Es por eso que en la Cámara de Senadores hay un proyecto vial que impulsó Patricia Bullrich como presidenta de la comisión de Asuntos Penales en mayo de 2015 y que, justamente, incorporaba esos agravantes que no están escritos: el abandono de persona, la fuga, el consumo de alcohol y estupefacientes, pasar el semáforo en rojo, el exceso de velocidad o el no tener el carnet de conducir.
Pero eso quedó en la Cámara de Senadores y no se aprobó. Va a perder estado parlamentario en mayo de 2017 si no se trata. Cumple un año en mayo de 2016.
Esa es la instancia que creemos que llevaría al conductor a saber que, si no se cuida manejando, puede terminar preso, como es en otros países.
Y ahí también, el que cometió el delito puede apurar el juicio porque no quiere estar mucho tiempo detenido.
"El Código Penal no habla de fuga, consumo de alcohol o velocidad". "El alcohol es uno de los problemas. Pero también está el que no respeta nada".
¿La tolerancia cero ayudó?
Sí, por supuesto. Están aquellos que pasan por el control y les hacen una multa. Pero también están aquellos a los que no los alcanza el control. El consumo de alcohol es muy grande. En el sistema de prevención es un aporte. Pero no es algo que fortalezca ampliamente para que se reduzcan los siniestros viales.
El alcohol es uno de los problemas. Pero después está la inconducta del que no está educado y no va a respetar nada. Es muy difícil. Esto depende de una política clara de seguridad vial.
Se está hablando del Plan Belgrano, que contempla autopistas nuevas, sistemas de acceso y un montón de cosas. Pero nadie habla de la playa de transferencia. Seguimos teniendo los camiones en el centro. Miguel Isa anunció durante los últimos cinco o seis años que iba a hacer la playa de transferencia. No se hizo.
La Agencia Provincial de Seguridad Vial se podría hacer cargo de la escuela de conductores. Tienen todas las leyes aprobadas. Lo que pasa es que hay que tomar una decisión política de que el Municipio realice un contrato con la Agencia Provincial de Seguridad Vial y le dé todas las herramientas.
Es el paso que se necesita para sacarle a la Municipalidad la licencia nacional de conducir, que se haga cargo la Agencia Provincial y se incorpore la escuela provincial de conductores. La Municipalidad no tiene presupuesto para esto. En cambio, desde el Estado se puede hacer otro tipo de inversiones y hay otras formas de conseguir recursos.
La escuela de conductores implica tener no menos de 12 horas cátedra de parte teórico y práctica. El Poder Legislativo provincial puede expropiar un terreno. Se necesita uno de dos manzanas. En media manzana se ponen las oficinas y las otras dos se usan para hacer un circuito de práctica.
No visualizan que se pueden hacer las cosas. Es decisión política.
"Esto va a aumentar porque crece la población y el consumo de vehículos". "Vamos a sostener con las marchas el reclamo por los juicios orales y públicos".

Esto va a ir creciendo porque crece la población y el consumo de vehículos. Nadie va a salir en bicicleta en estos tiempos. Se trabaja muchísimo y se necesita el vehículo.
El consumo va a seguir y este es un país que tiene un espacio físico terrible. No es como Japón, donde hay que ser millonario para tener un vehículo por lo que significa mantener un estacionamiento. Es tan poco el espacio, que una guardería sale más cara que el auto.
El consumo de la motocicleta en el norte, en Tartagal Orán o Rosario de la Frontera es impresionante.
Además, no hay inversión en seguridad vial. No sé cuál será la política que implementará el gobernador Juan Manuel Urtubey este año, pero venimos pidiendo la declaración de la emergencia vial desde 2013 para que se tomen decisiones políticas.
La emergencia da la posibilidad de decir, por ejemplo, que a la escuela de conductores la va a hacer la Provincia.
¿Cuántas marchas se van realizando alrededor de la plaza 9 de Julio?

Cumplimos la 255 marchas el viernes pasado. Fue la primera de 2016. Seguimos marchando. Lo que vamos a tratar de sostener es el objetivo del juicio oral y público. Va a ser el principal reclamo.
Queríamos cortar en algún momento con este reclamo, pero vemos que no vamos a poder porque cada vez se suman más casos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora