Luego e 9 años de permanecer sin actividad, la delegación Orán de la Policía Federal ya opera en la ciudad, a cargo del subcomisario Carlos Nickler.
Mientras esperan recibir nuevos elementos para optimizar su funcionamiento, realizan controles en las rutas nacionales 50 y 34 con dos camionetas, una de ellas claramente identificada.
El excomisario general de la fuerza a nivel nacional, Román Di Santo, antes de renunciar a su cargo dispuso coordinar las acciones para "la inmediata puesta en funcionamiento" de esta sede operativa. El despliegue hacia el interior supone un presupuesto mayor y más efectivos para combatir el narcotráfico, objetivo que se propuso la administración del presidente Mauricio Macri.
2007, año de creación
En junio de 2007, desde la fuerza informaron que la esperada creación del cuerpo contaría con 60 efectivos. Alquilaron un inmueble en la calle 20 de Febrero 141 y pusieron un número telefónico para atención al público (03878-428264), pero la oficina no contaba con empleados. Durante nueve años pagaron por un edificio que se mantuvo inactivo, hasta ahora que vuelve a la normalidad. Ya en 2009, la entonces diputada nacional salteña Beatriz Daher reclamaba un pedido de informes sobre su falta de funcionamiento y sobre algunas otras irregularidades.
En la solicitud, la legisladora decía textualmente: "Esto llama la atención. Parecería que se encuentra desde tiempo atrás alquilando un inmueble en la ciudad de Orán para ser sede de la eventual delegación, que a la fecha no se concretó, lo cual significa una erogación permanente al Estado nacional en concepto de alquileres, sin su correspondiente usufructo".
Luego destacó la importancia de la presencia de la institución en la zona debido a que Orán constituye un punto sensible, por su ubicación geográfica, a los delitos federales.
Prefectos a Aguas Blancas
A principios de enero, José Cano, titular del Plan Belgrano, vino a Salta y en diálogo con El Tribuno adelantó que el Gobierno nacional llevará adelante una fuerte lucha contra el narcotráfico en la frontera norte. El funcionario aseguró en ese momento que "analizamos poner una delegación de Prefectura en Aguas Blancas".
Este nuevo municipio limita con la localidad boliviana de Bermejo, separados por el río del mismo nombre y, como se sabe, hay un tráfico constante de mercadería de contrabando y droga. Los prefectos se sumarán a la actividad de los gendarmes y de los policías federales, cuya llegada se espera próximamente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora