El capo mexicano Joaquín "el Chapo" Guzmán fue recapturado ayer, seis meses después de fugarse de una prisión de máxima seguridad, informó el presidente de México, Enrique Peña Nieto.
"Misión cumplida: lo tenemos. Quiero informar a los mexicanos que Joaquín Guzmán Loera ha sido detenido", escribió Peña Nieto en su cuenta de la red social Twitter. Un portavoz de la presidencia confirmó a la prensa internacional la autenticidad del tuit presidencial.
Más tarde, Peña Nieto brindó una conferencia de prensa en la que destacó el logro y manifestó que fue el resultado de "meses de trabajo de inteligencia".
La recaptura representa un espaldarazo para el Gobierno mexicano que resultó humillado con su espectacular fuga del 11 de julio pasado. Marinos mexicanos efectuaron amplios operativos en los estados del noroeste de Sinaloa y Durango desde el momento de su escape.
La DEA (oficina estadounidense antinarcóticos), que jugó un papel central en la segunda captura del capo en 2014 con trabajo de inteligencia, felicitó a las autoridades mexicanas. "La DEA está extremadamente complacida por la captura del Chapo Guzmán. Felicitamos al Gobierno MX (mexicano) y saludamos la valentía requerida para su captura", indicó el organismo estadounidense.
Enfrentamiento en Sinaloa
La noticia del arresto se produjo poco después de que la Marina Armada de México informara que cinco pistoleros murieron en un tiroteo con militares en la ciudad de Los Mochis, Sinaloa, también en el noroeste, pero no se mencionó al capo en esa operación.
En el tiroteo seis personas fueron detenidas y un militar resultó herido. Según la Armada, en el sitio donde se registró el enfrentamiento se encontraba Orso Iván Gastelum, un presunto jefe regional de una organización delictiva, pero consiguió escapar de los militares.
El comunicado no precisó el nombre de la organización a la que se enfrentaron los militares, pero el cártel de Sinaloa de Guzmán domina la región.
En el operativo se decomisaron cuatro vehículos, dos de ellos blindados, y varias armas, entre ellas un lanzacohetes con dos cargas.
En octubre, militares realizaron un operativo en la sierra de Durango y Sinaloa para capturar a Guzmán, quien logró escapar en esa oportunidad, aunque quedó malherido en una pierna y en el rostro, según fuentes federales.
En la operación resultaron baleadas casas y automóviles de pobladores, que denunciaron que tuvieron que refugiarse durante varios días en una ciudad vecina, mientras que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) investiga quejas sobre presuntas violaciones a los derechos humanos en ese operativo.
La fuga
Guzmán, de 58 años de edad, se fugó la noche del 11 de julio a través de un túnel de un kilómetro y medio que atravesó en una camioneta adaptada para rieles y que conducía a una vivienda en construcción en Almoloya.
Desde allí se dirigió por tierra a Querétaro (centro del país) para luego abordar una avioneta que lo condujo a una zona serrana entre su natal Sinaloa y Durango (noroeste).
Uno de los pilotos era su cuñado y fue detenido junto con otras seis personas en octubre pasado.
Guzmán ya se había fugado de un penal de máxima seguridad de Jalisco en 2001 y fue recapturado el 22 de febrero de 2014 en Mazatlán, Sinaloa.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora