El 17 de octubre se dio a conocer el fallo contra Juan Carlos Gómez Paz, Mario Del Barco y Sebastián Guitián, imputados por el asesinato de Javier Trogliero en junio de 2013 en el barrio El Huaico. El primero fue condenado a 11 años de prisión efectiva, mientras que los otros dos fueron absueltos por mediar el beneficio de "excusa absolutoria". El fiscal de la causa, Rodrigo Miralpeix, rechazó dicha sentencia y volvió a solicitar la calificación de "encubrimiento agravado" para Del Barco y Guitián.
A través de un recurso de casación el fiscal descartó la aplicación del beneficio de la "excusa absolutoria". A su criterio no hubo prueba, ni en la etapa de instrucción ni durante el juicio. Para que dicho beneficio tenga sustento tiene que existir una "amistad íntima" entre los encubridores, Guitán y Del Barco, y el autor del crimen, Gómez Paz. "La norma establece que esa relación debe ser como la de un hermano o un familiar muy directo", explicó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora