La Corte de Justicia rechazó hoy el recurso de apelación del condenado Marcelo Alejandro Torrico contra la sentencia en una acción de hábeas corpus por un supuesto agravamiento en las condiciones de detención. Esto dejó sin efecto la remoción de la guardia adicional del personal del grupo GEOPS para la custodia y traslado del condenado.

Torrico está condenado por el caso de los hermanitos Melanie y Octavio Leguina en 1998. Cumple pena de reclusión perpetua por violación, homicidio calificado por la alevosía criminis causae, retención indebida, hurto simple y hurto calificado y coautor de homicidio calificado por alevosía criminis causae y resistencia a la autoridad, todo en concurso real.

En noviembre de 2015 se le secuestraron en su celda dos teléfonos celulares de alta gama y en forma posterior se le realizaron varias requisas (180, según su denuncia), reclamando entre otras cosas que se hubieran instalado en el pabellón que ocupa dos cámaras de seguridad, una de las cuales enfoca a la puerta de su celda.
La Corte de Justicia dijo que las quejas del condenado sobre la cantidad de requisas diarias "carecen de fundamento" y sobre la colocación de las cámaras de seguridad para su custodia tienen como fundamento su comportamiento pues "el antecedente de fuga y las transgresiones al régimen penitenciario por él desplegadas exigen especial atención en miras del resguardo de su integridad psicofísica y la de los demás internos".
Recordaron los jueces que el artículo 70 de la Ley 24660 de Ejecución de Pena Privativa de la Libertad prescribe que "los registros en la persona de los internos tienen por finalidad preservar la seguridad general, sin establecer otros límites que el respeto de las garantías que reglamentariamente se determinen y la dignidad humana, por lo que no existe un máximo de requisas diarias como tampoco previsión alguna relativa a la necesidad de concretar igual cantidad de controles en la persona de todos los detenidos."
Tampoco consideraron que la colocación de las cámaras significara una interferencia en el ámbito de intimidad del condenado ya que la jueza de Garantías 1 al resolver el Hábeas Corpus constató que las mismas estaban ubicadas en un patio interno y en un pasillo del pabellón, sin alcance al interior del baño o de la celda.
La Corte de Justicia hizo lugar a la apelación del Servicio Penitenciario y dejó sin efecto la remoción de la guardia adicional del personal del grupo GEOPS para la custodia y traslado del interno penado Marcelo Alejandro Torrico.
El grupo GEOPS es personal penitenciario, especializado en la custodia y traslado de internos.
Recordaron los jueces de Corte que "el comportamiento de Marcelo Alejandro Torrico, su antecedente de fuga y sus transgresiones al régimen penitenciario exigen especial atención en miras del resguardo de su integridad psicofísica y la de los demás internos, por lo que se adoptaron medidas tendientes a garantizar el orden y la seguridad en la institución carcelaria, no existiendo elementos que aconsejen dejar sin efecto la custodia adicional cuya remoción se ordenara, pues tal medida no transgrede el precepto constitucional invocado, en tanto no implica una interferencia en el ámbito de intimidad del detenido ni una modificación de las condiciones de reclusión y recreación."

El crimen atroz

Torrico registraba, al momento de su captura, un largo prontuario delictivo entre los que acumulaba robos y violaciones. El 3 de mayo de 1998 estuvo bebiendo y consumiendo drogas hasta la madrugada del día siguiente junto a Ariel Brandán, momento en que decidieron secuestrar a dos de los hijos de Miguel Angel Leguina, un pintor, para vengarse, supuestamente, de una 'mejicaneada' de este.
Ambos conocían el itinerario de Melani (9) y Octavio (6), quienes salían muy temprano de su casa para dirigirse al hogar de niños Casita de Belén. Los nenes subían a un colectivo y luego caminaban 14 cuadras hasta llegar al lugar donde tomaban el desayuno y luego iban a la escuela Nuestra Señora de la Candelaria, en Villa Costanera. Esa mañana, los pequeños fueron interceptados por los delincuentes, quienes los invitaron a subir a un auto Volkswagen Gacel amarillo. Sin sospechar nada, subieron confiados, ya que conocían a Brandán, que formaba parte del círculo de su padre.
A partir de allí todo fue un misterio. Los niños fueron buscados durante seis días hasta que en una senda rural, en la zona sur de la capital salteña, encontraron sus cadáveres. Quienes vieron sus cuerpos se desvanecieron: sus cabezas estaban destrozadas. Los habían ultimado a golpes de piedra. Pero no fue todo: las pericias demostraron que previamente habían sido torturados y la niñita violada por Torrico sobre el capot del auto, mientras Brandán obligaba al hermanito a observar la terrible escena.
Después de varias detenciones y de casi un año de investigación, aprehendieron al cómplice de Torrico. Y en enero de 1999, tras el arresto de dos hampones, surgió el nombre del despiadado criminal, que por entonces escondía sus actividades actuando como remisero. En marzo de ese año, fue atrapado. Torrico confesó el crimen, se hizo cargo de la violación de la nena pero endilgó los asesinatos a su amigo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Fortinero Sur
Fortinero Sur · Hace 1 mes

Che cuanto le cuesta a la sociedad mantener a este asesino de niños? creo q sería mejor darle un boleto al infierno.

avalos lerma
avalos lerma · Hace 1 mes

en el cabra corral hay lugar y se acabo nadie va a protestar!

isidoro92 cañones
isidoro92 cañones
Guillermo Lopez
Guillermo Lopez · Hace 1 mes

VERDADERAS CÁRCELES SON LAS DE BOLIVIA!, cómo quisiera que este RHMP esté alojado ahí, a ver si tiene todos los beneficios que esta solidaria Arg. dá a estos reclusos que lamentablemente ya no se van a insertar a la Sociedad, pero tenemos que seguir manteniendo a toda esta MIERDA CON NUESTROS IMPUESTOS, mientras hay chicos que podrían estudiar y ser alguien el día de mañana se les coarta esa posibilidad por que no hay PRESUPUESTO!, ARGENTINA AL REVÉS, LAMENTABLE NO TENEMOS GENIOS QUE CAMBIEN ÉSTO?, tenemos PARÁSITOS QUE TENEMOS QUE MANTENER EN LA MAL JUSTICIA QUE HAY, HASTA CUANDO???????


Se está leyendo ahora