Los médicos nucleados en la Asociación de Profesionales del San Bernardo (Asprober) denunciaron que las elecciones para cambiar a las autoridades de ese complejo asistencial "tienen más de política que de intención por cambiar la conducción de la gerencia".
El 26 de noviembre, los trabajadores del hospital están convocados para votar y elegir una terna que luego será elevada al gobernador de la provincia, Juan Manuel Urtubey, para que disponga quién será el próximo gerente del San Bernardo o si seguirá Hugo Sarmiento Villa, ya que el actual gerente vuelve a figurar en la lista de postulantes que también integran los doctores Miguel Angel Escudero, Ramón Albeza y Laura Cartuccia.
Juan Carlos Erazu, presidente de Asprober, dijo a El Tribuno que toda la previa de las elecciones "tiene más tinte político que de gerenciamiento o de conducción de este hospital. Tal es así que para la conformación del padrón electoral se tomó en cuenta a personal que no es empleado personal del hospital sino es monotributista, y los monotributistas hacen prestaciones por horas o por día, pero no en forma permanente". Y agregó: "Esto sería como un voto cautivo, dirigido, porque los profesionales que están en esas condiciones dependen de la gerencia para poder permanecer con el trabajo".
Otra objeción de Asprober tiene que ver con los 400 contratos más que se hicieron en el último año para puestos administrativos y de servicios.
"Hay una ley según la cual no se podía hacer contratos en la administración pública, sin embargo, se pasó por alto esa legislación y se hicieron nuevos contratos. Por supuesto que nada tengo para decir sobre la fuente laboral, por mí que trabajen todos pero hago notar, nada más, lo que esto significa para los fines electorales", señaló Erazu.
Erazu reveló que, debido a esta situación, "la asociación que preside presentó una nota pidiendo la depuración del padrón, pero no nos dieron lugar. Ahora, también hicimos el mismo pedido a la actual gerencia, pero tampoco tuvimos suerte".
"Tendría que estar jubilado"
Otro aspecto sobre el puntualizó es que "el doctor Sarmiento Villa tendría que estar jubilado, teóricamente, hace 4 años. Si vuelve a presentarse y sigue, se van a cumplir 8 años de jubilado. El explica que ese es un cargo político, por tanto esos años no cuentan de ese modo. Yo digo que ese no es un cargo político, es un cargo del personal del hospital en actividad, por eso se convoca a elecciones y votamos para elegir al profesional que lo ocupará. De lo contrario, el gobernador designaría al gerente y evitaríamos las ternas y los trámites eleccionarios", añadió el presidente de Asprober.
"Sin embargo -continuó Erazu- la gerencia presiona a algunos profesionales que ya tienen la edad para que se jubilen porque, teóricamente, están en la oposición a un nuevo mandato del actual gerente. Tengo copias de las notas en la que se los invita a hacer el trámite jubilatorio. O sea, él (Sarmiento Villa) tiene cuatro años más que la edad para jubilarse, pero, por otro lado, apura la jubilación de otros profesionales de la planta".
"Es triste que esta elección se torne netamente político y eso hace que se desvirtúe y que este sistema de elección deje mucho que desear. Ya dejó de ser una simple elección para la conducción de este hospital y se convirtió en una politiquería", remató Erazu.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora