Trabajadores afiliados a la Federación de Obreros y Empleados de Correos y Telecomunicaciones (Foecyt) comenzaron el lunes con una medida de fuerza para reclamar por la normalización de sus puestos de trabajo y denunciar irregularidades. Ayer se manifestaron al frente de las oficinas de la calle Dean Funes.
Los empleados tomaron las oficinas salteñas del Correo Argentino. Desde el lunes están apostados en las escalinatas del edificio con banderas y bombos para hacer escuchar su reclamo; aunque sin llegar a cortar el tránsito.
"Nosotros salimos a la calle para denunciar que el Gobierno está metiendo a la gente de La Cámpora en planta permanente. Y nosotros, que llevamos años con contratos basura, aún no tenemos definiciones", dijo el secretario general de Foecyt en Salta, Julio Reifenberg, en diálogo con El Tribuno.
"Tenemos el conocimiento de que en Aguaray ya ingresaron a la planta tres nuevos carteros que nunca trabajaron para el Correo", denunció el sindicalista.
Por lo que están preocupados los trabajadores contratados del Correo Argentino es porque hay 87 personas en todo el territorio provincia, y 45 en Salta Capital, en la incertidumbre con respecto a sus fuentes de trabajo de cara al balotaje del domingo.
Los trabajadores creen que, con cualquiera de los dos candidatos a presidente, puede correr riesgo su estabilidad laboral, por lo que piden una respuesta urgente.
"No nos vamos a mover hasta que venga alguien a solucionar nuestra continuidad laboral, pase lo que pase el domingo", concluyó Reifenberg.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora