Una multitud se concentró anoche en la plaza Alemania del barrio de Palermo para rendir homenaje al fiscal Alberto Nisman a un año de su muerte, en un acto en el que se prendieron velas en reclamo de "justicia".
El acto, que comenzó con un minuto de silencio en homenaje al fiscal de la causa AMIA, contó con una nutrida presencia de funcionarios nacionales, entre ellos la vicepresidenta Gabriela Michetti; el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo; el ministro de Justicia, Germán Garavano; la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, además de la madre del fallecido fiscal, Sara Garfunkel y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.
"Nisman, muerto por la corrupción K", "Asesinos" y "Justicia por Nisman", se pudo leer en varios carteles entre el público, que además entonó a viva voz las estrofas del Himno Nacional Argentino.
Sobre el escenario, el presidente de la DAIA, Ariel Cohen Sabban, reclamó que Nisman "no sea la víctima 86 del atentado contra la AMIA", tras advertir que "su muerte constituye un nuevo atentado que conspira con la posibilidad de que se avance con la justicia".
El representante del brazo político de la comunidad judía argentina, principal organizadora del acto, agregó: "¿Cómo puede ser que un año de investigaciones no conduzcan a nada? Esperamos que las declaraciones de agentes de inteligencia arrojen luz sobre esta muerte tan injusta".
Otro de los oradores fue el fiscal Ricardo Sáenz, quien remarcó que "Nisman encontró la muerte en el ejercicio de su función de fiscal" y remarcó que su denuncia contra la presidenta Cristina Kirchner por presunto encubrimiento "es la más grave que existe hoy contra el anterior Gobierno".
"La intención del anterior Gobierno es que su denuncia cayera en el olvido", apuntó el fiscal y remarcó que "no podemos tener una verdadera República arrastrando esta deuda" sobre el fallecimiento.
El cuerpo sin vida de Nisman fue hallado con un tiro en la cabeza el 18 de enero de 2015 en su departamento de Puerto Madero, en la víspera de su presentación en el Congreso Nacional donde debía defender su versión acerca de un presunto plan de encubrimiento encabezado por la entonces presidenta Cristina Kirchner.
En aquella causa, Nisman también había imputado al canciller Héctor Timerman; al diputado de La Cámpora, Andrés "Cuervo" Larroque, y a los dirigentes kirchneristas proclives a la aprobación del Memorándum de Entendimiento con Irán, Luis D'Elía y Fernando Esteche.
Hasta el momento, nunca pudo comprobarse si la causa de la muerte de Nisman fue un suicidio o un homicidio.
Las hijas agradecieron
Marcela Arroyo, tía de las hijas del fiscal Alberto Nisman, leyó ayer una de breve carta de Iara y Kala en la que agradecieron por el homenaje realizado a su padre fallecido hace un año.
Arroyo indicó que las hijas de Nisman decidieron "pasar" el día "en forma íntima" para "recordarlo de un modo feliz", según indicaron en el mensaje.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora