Javier Dorado, presidente de la Asociación de Maestros Mayores de Obra de Salta, expresó el malestar de sus colegas por la demora de la Municipalidad para tramitar la aprobación de planos de construcciones. En algunos casos, estos trámites alcanzan hasta el año entre inspecciones y exigencias, que en determinadas situaciones son imposibles de cumplir, por tratarse de planos de relevamiento de viviendas construidas hace más de 15 años, aprobadas con normativas de esas épocas. Dorado remarcó que el primer paso del trámite es el pago de los derechos de construcción con el recargo del 300%, sin garantías de que ese plano sea aprobado. El cobro anticipado de los mencionados derechos de construcción ocasionan gastos para el propietario de la vivienda, que desalientan la regularización de las construcciones existentes.
Asimismo, sostuvo: "Para aprobar un plano de ampliación, el trámite exige por lo menos cuatro inspecciones; la primera para verificar si los planos responden a los hechos reales de arquitectura, para luego hacer lo mismo en la parte eléctrica, previo pase por los colegios profesionales que verifican el cumplimiento de las normas, que posteriormente vuelve a la Municipalidad, que repite las mencionadas inspecciones, lo que ocasiona demoras en perjuicio de los propietarios y de los profesionales intervinientes por el tiempo que demanda tal trámite".
Además agregó: "Para colmo los inspectores de la Municipalidad no cuentan con los medios de movilidad para facilitar y agilizar sus tareas y el número de los mismos es totalmente insuficiente para satisfacer en una urbe como la nuestra, extendida desde el río Vaqueros hasta la urbanización San Luis con dos inspectores en el caso de electricidad y unos cuantos más en la parte de arquitectura".
Por esta situación, formalizaran sus reclamos ante el Ejecutivo municipal y el Concejo Deliberante.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora