Estos son días muy complicados para varios municipios de la provincia. Ayer fue una jornada de paro, cortes de ruta, alerta y movilización de empleados estatales de varias comunas salteñas.
Los problemas son similares: atraso en el pago de los haberes y cesantía de contratados como ejes principales de los reclamos laborales.
A varios municipios les resulta cada vez más difícil afrontar el pago de los sueldos y el ingreso más fuerte es la coparticipación que se gira desde Provincia y Nación.
Coronel Moldes
El más grave se registró en Coronel Moldes, con cortes intermitentes en la ruta nacional 68, camino a Cafayate. Unos 80 empleados municipales decidieron cortar la ruta de manera intermitente durante la jornada de ayer en reclamo del pago de los sueldos de varios meses y del medio aguinaldo.
Al cierre de esta edición, se aguardaban los resultados de la reunión entre el intendente Osvaldo García, que fue reelecto, y autoridades provinciales. El jefe comunal aguarda un adelanto de la coparticipación para poder afrontar la situación.
El conflicto ya lleva 15 días y los empleados afirmaron que se les adeuda el pago de cinco meses, la primera y segunda cuota del aguinaldo, el saldo de 750 pesos del acuerdo de aumento para la administración pública y el pedido especial de la reparación del parque automotor, que yace estropeado y sin utilización en los canchones municipales.
El corte se produce en una época del año que alcanza su pico máximo por la afluencia turística a los Valles Calchaquíes y al dique Cabra Corral.
"Hay más de 10 empleados que les deben desde junio, a otros solo el medio aguinaldo de junio y así. Se paga de manera escalonada y a dedo", dijo a El Tribuno el secretario gremial local de UPCN, Fernando Coronel. El dirigente agregó que siempre les pagan a los "ponchazos".
"Queremos que el Gobierno provincial intervenga el municipio. No tenemos ni parque automotor en condiciones. El camión recolector tienen las cubiertas lisas. Esperamos soluciones de fondo y no parches", señaló Coronel.
Ayer todos los trabajadores municipales agremiados en UPCN y ATE se plegaron a la medida. Solo trabajó el personal político.
El 21 de diciembre pasado los empleados municipales iniciaron esta medida de fuerza con una olla popular en las afueras del edificio municipal.
Con el correr de los días, sin tener dialogo con el intendente García, decidieron realizar una protesta con mayor énfasis.
Numerosos vecinos se solidarizaron con los trabajadores y les acercaron mercadería y agua mineral hasta el corte.
La respuesta oficial
En diálogo con El Tribuno, Rosana Armelia, jefa de Gabinete de la comuna moldeña, desmintió algunas de las afirmaciones realizadas por los delegados municipales, y señaló que a los empleados solo se les debe el medio aguinaldo, cuyo pago se está gestionando.
"El intendente se reunió ayer con autoridades de la Provincia para gestionar un adelanto de la coparticipación. Los sueldos están al día. Solo se adeuda el medio aguinaldo. Incluso se abonó la primera cuota del aumento de $975 dispuesto por la Provincia en 2015 y la segunda cuota se pagará con enero", señaló la funcionaria.
Agregó también que dos meses atrás se renovó el contrato a 11 empleados y se realizaron recategorizaciones.
Armelia reconoció la dificultad de la comuna para afrontar los pagos de los haberes a los empleados: "Cada vez se torna más difícil abonar los sueldos. Somos un municipio chico y con baja recaudación. La comuna tene alrededor de 300 empleados. Es una planta numerosa y ya hubo aumentos y mejoras para los empleados."
Con respecto a la baja recaudación, se analiza con el Concejo Deliberante local realizar a futuro una actualización tarifaria de varias tasas municipales.
"Se manejan montos muy bajos de ordenanzas tarifarias (montos de los impuestos). hace dos años que no se hace ninguna actualización. Es necesario mejorar la recaudación", señaló.
También dijo que el jefe comunal se reunió la semana pasada con representantes de los gremios para informarles sobre la situación.
El Tribuno intentó sin éxito comunicarse con el intendente García.
San Lorenzo y El Tala
En San Lorenzo los empleados se reunirán hoy con autoridades de la comuna para llegar a un acuerdo por la cesantía de 60 empleados. Así lo afirmó el delegado de ATE San Lorenzo, Víctor Sandoval.
Si bien las actividades se desarrollaron de manera normal en la comuna, los empleados realizaron una asamblea informativa. El conflicto se inició luego de que el intendente Esteban Gonza anunciara la semana pasada el despido de 60 personas que prestaban servicios en condición de agrupamiento político y contratados.
"Hablamos con el contador de la comuna y nos pidió armar un listado. Se trata de contratados y changarines que trabajan en negro. Mañana (por hoy) tendremos una respuesta del Ejecutivo", dijo Sandoval.
El dirigente agregó que muchos de ellos tenían más de 8 años contratados y pedirán su pase a planta permanente.
En El Tala la situación es similar: los empleados reclaman la incorporación de 54 personas cesanteadas hace días.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora