El proyecto nació como una ilusión del conocido militante social Riky Zarra, quien dedicaba su tiempo libre a ir a visitar a los internos de la UC3 de Orán, donde compartían música. Fue allí donde creció tímidamente la idea, gracias a tres reclusos entusiastas y con voces increíbles. Luego la iniciativa logró el apoyo de muchos, para hacerla posible y que hoy sea una realidad palpable.
El rescate del ser humano, mediante su incorporación a las distintas actividades artísticas y culturales alcanza una connotación muy particular, especialmente cuando se refiere a personas que pagan condena en prisión por delitos cometidos contra la sociedad, pero genera en quienes se ocupan de ello una gran satisfacción.
Carlos, Pablo y Arturo se dedican a la música dentro del penal de Orán y componen allí sus propias canciones. Se convirtieron, gracias a este taller de música, en verdaderos cantaautores.
"Creo que el arte, en todas sus expresiones, es esencial dentro de las penitenciarías. No solo para la reinserción social, sino también para la formación en valores de los internos", expresó Zarra.
"Contamos con un espacio, donde los muchachos pueden practicar, cantar y aprenden a tocar un instrumento. Esto es un gran desafío y los que son parte del grupo de música están cambiando", sostuvo Riky ante la prensa.
"Desde el primer momento fue una experiencia increíble, si bien el trabajo tiene mucho más de un año, no es sistemático. Pero fue posible gracias al profesor de educación física Jesús Fernández y al oficial del penal Carlos Japandique, los cuales pertenecen al departamento de Bienestar Interno de la Unidad Carcelaria", agregó.
"Armamos un evento donde necesitamos la autorización del juez, tarea que no fue fácil, pero mucha gente ayudó para que hoy sea una realidad. La ayuda desinteresada del gerente de Cultura de la Municipalidad, Martín Guerrero, que puso las instalaciones y el sonido y la iluminación de la Casa de la Cultura y al director del penal de Orán, alcaide Sebastián Federico Calisaya, quien dio su apoyo incondicional, para que esta actividad sea posible", explicó el artista.
Los frutos de este sacrificio verán la luz mañana miércoles desde las 21.30 en la Casa de la Cultura de Orán, cuando Carlos, Pablo y Arturo podrán cantar temas inéditos con el músico jujeño Fava Kinga; junto al médico salteño Mario Salim, también un gran artista; con Andrés González, integrante del grupo Mi Karma González y el infaltable Federico Córdoba, fundador e integrante de Las Voces de Orán, otro gran compositor.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora