Las versiones sobre una nueva tanda de despidos, luego de los 10.662 que se registraron desde la llegada de Mauricio Macri a la presidencia, generó alerta en los trabajadores y gremios de la administración pública. Las declaraciones cruzadas de funcionarios de primera línea de la administración central de Cambiemos hicieron que el tema creciera aún más.
Mientras el lunes el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, negaba que se fueran a producir nuevos despidos, su par de Modernización, Andrés Ibarra, aseguró: "Si en algún momento de este proceso significa tener que hacer retiros voluntarios o no renovar ciertos contratos porque hay sobredimensionamiento, lo habrá. Vamos a ser implacables con los que no trabajan".
En una entrevista con el diario La Nación, Ibarra detalló que se puso en marcha un proceso de "planeamiento de dotaciones", que evaluará la estructuración de cada ministerio, sus funciones, si hay solapamiento con otras áreas, si falta personal o si el que hay no está capacitado. El funcionario reveló que esto ya se está haciendo en ocho ministerios: Ambiente, Modernización, Seguridad, Cancillería, Salud, Producción, Turismo y Ciencia y Tecnología y se prevé que finalice el próximo año .
Según le dijo Ibarra, habrá un mayor control del presentismo mediante el registro a través de datos biométricos, esclarecimiento de los objetivos de todas las áreas y mejoramiento del control de estas metas. Incluso habrá autoevaluación de los propios empleados. Este último programa, denominado "Valores", comenzará a aplicarse en breve y será una encuesta masiva en la que cada empleado deberá calificar su área y proponer mejoras. "Vamos a tener un perfil de la estructura de valores y el tipo de organización que los propios trabajadores quieren en la organización. Una vez que tengamos resultados esto retroalimentará nuestros programas de formación y capacitación", dijo el ministro de Modernización.

No se iba a tocar a nadie más

"No tenemos prevista ninguna cesantía en el Estado", dijo el lunes Frigerio, y remarcó que, desde la gestión de Cambiemos, ya hicieron lo que tenían que hacer. "No hubo una primera tanda de despidos y no va a haber otra; lo que hubo cuando asumimos fue ordenar el Estado desmantelado que encontramos", dijo el ministro del Interior en declaraciones a radio Del Plata.
Agregó: "Nosotros ya hicimos lo que teníamos que hacer, organizamos el Estado, lo estamos reconstruyendo con mucho esfuerzo, porque encontramos un Estado desmantelado por un Gobierno que se había llenado la boca hablando del Estado".
Frigerio había salido al cruce de las informaciones periodísticas del fin de semana que dieron cuenta de la intención del Gobierno de avanzar con despidos en la administración pública y que, horas más tarde, fue confirmado por Ibarra.
El programa de análisis de Dotación del Personal hecho por el Ministerio de Ibarra ya habría sido girado a los 20 ministerios y 5 organismos descentralizados, según indicaron. El objetivo final sería "producir una adecuación entre las necesidades de los organismos públicos y los aspectos cuantitativos y cualitativos del personal, así como identificar la dotación de empleados jubilables y de aquellos que podrían aceptar el retiro voluntario".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


cristian arias
cristian arias · Hace 2 meses

Pobre gente no le deseo nadie perder el trabajo, sea o no sea ñoqui es dinero que va para el consumo interno que no beneficiamos todos , macro te saca la comida de la boca y paraliza la economia de los mas pobres.

gio vergara
gio vergara · Hace 2 meses

y es lógico si el 20 % está al p...

tiziano  ferio
tiziano ferio · Hace 2 meses

pensar que muchos que lo votaron fueron despedidos, si pudieran volver el tiempo a la época del balotage otro sería el panorama

enrique alcala
enrique alcala · Hace 2 meses

Aquí tendría que hacer lo mismo, tenemos una sarta de ñoquis, chupa pijas y obsecuentes.


Se está leyendo ahora