Finalmente el pasado sábado 19 de marzo, se recordó en la ciudad de Orán el centenario de la creación de la sucursal del Banco de la Nación Argentina.
El acto tuvo lugar en las instalaciones de la entidad (esquina de Pellegrini y Eges). La ceremonia central contó con la presencia del director del banco, Miguel Ángel Arce; del gerente zonal, Héctor Juárez, el gerente de la sucursal, Raúl Reston, y el intendente de la ciudad, Marcelo Lara Gros, entre otras autoridades e invitados.
En la oportunidad, se descubrieron cuatro placas recordatorias correspondientes al Centro de Obrajeros del Norte, a la Cámara de Comercio e Industria de Orán, a la Intendencia Municipal y a la misma entidad bancaria, la cual reza: "En conmemoración por los 100 años, trayectoria, compromiso apoyando el progreso y desarrollo local".
La bendición de las placas estuvo a cargo del vicario de la Diócesis de Orán, monseñor Gabriel Acevedo.
La sucursal Orán del Banco de la Nación Argentina cumplió los 100 años de permanencia ininterrumpida en el norte argentino el pasado 25 de febrero, pero por razones de programación el acto se postergó para marzo pasado.
La centenaria institución bancaria no solo acompañó el desarrollo económico de la región, sino que muchos proyectos no se podrían haber concretado si no hubiesen contado con su apoyo inestimable.
Un poco de historia
Como se recordará, la ciudad de San Ramón de la Nueva Orán fue la última que fundaron los españoles en América en 1794. Su fundador fue Ramón García de León y Pizarro, después de varios intentos frustrados por los ataques de los indios de la zona.
Y como si eso fuese poco, en 1796, la flamante ciudad sufrió una epidemia que causó la casi total desaparición de sus pobladores, con lo que se inició una decadencia comercial.
Avanzado el siglo XIX, se tuvo la esperanza de que la conexión fluvial a través del río Bermejo (Paraguay - Paraná) con el puerto de Buenos Aires le permitiría alcanzar el progreso rápidamente.
Hacia 1870 pequeños barcos a vapor llegaron hasta la zona por el río Bermejo. Sin embargo, en la década del 60 de aquel siglo, una obra pública sobre el río Pescado modificó el curso del Bermejo, problema que se agravó en 1871 cuando un fuerte terremoto afectó la zona y en especial a Orán. Estos dos hechos dejaron de lado la navegabilidad del Bermejo en territorio salteño.
Sin embargo, a pesar de tanta adversidad, San Ramón de la Nueva Orán siguió adelante confiando en la riqueza de su suelo y en la industria azucarera.
El progreso
El 11 de julio de 1915 tuvo lugar la inauguración del ramal ferroviario Pichanal - Orán. Con ello, cobraron gran impulso el comercio y la industria en la ciudad y la región.
Y un año después, se instaló el Banco de la Nación Argentina con el objeto de fomentar el desarrollo de todo el norte argentino.
En ese contexto de prosperidad iniciada por la llegada de los rieles, el 25 de febrero de 1916, el Banco de la Nación Argentina dispuso establecer en Orán una agencia dependiente de la Sucursal Salta.
Con la categoría de agencia funcionó hasta el 5 de mayo de 1920, cuando, por una nueva disposición, pasó a la categoría de sucursal. Desde el 1 de diciembre de 1925 contó con edificio propio.
Hoy la ciudad de San Ramón de la Nueva Orán es la segunda de la provincia y se requeriría un largo y detallado trabajo para poder enumerar todo lo que el Banco de la Nación Argentina realizó a lo largo de un siglo, tanto en el plano económico como social de la región, fomentando su desarrollo económico y social y cuya jurisdicción hasta 1950, se extendía hasta la frontera con Bolivia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora