Unas 300 personas se aglutinaron en la entrada de Palomitas, adonde celebraron el cuadragésimo aniversario de la masacre en la que cayeron once militantes de Montoneros y del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), que estaban arrestados incluso desde antes del inicio de la última dictadura cívico-militar argentina, aquella que asaltó el poder el 24 de marzo de 1976.
"Estamos en un momento difícil, después años en los que se restauró la memoria y se conquistaron sentencias importantes, con éste Gobierno hemos vuelto varios pasos atrás", aseguró a El Tribuno Elia Fernández, quien añadió: "De igual manera, resistimos a muchas cosas antes del kirchnerismo y ahora vamos a seguir en la lucha para mantener vivo el legado de nuestras parientes".
Fernández es hija de María del Carmen Alonso, arquitecta que llegó a ocupar el cargo de secretaria de Obras Públicas del municipio capitalino. "Todos los compañeros del campo popular vamos redoblar el esfuerzo para que no se sigan cayendo las conquistas que se consiguieron en los últimos años y que eran el principio de un camino", reafirmó la descendiente de la fusilada.
En el acto se recordó los procesos judiciales de Palomitas y Palomitas II, y se bregó por el avance de la causa de Palomitas III. Seguidamente se dio lugar a una breve reseña a la vida de cada uno de los once fenecidos en aquel truculento 6 de julio de 1976. Se sintetizaron aspectos destacados de la vida de cada uno, los cuales fueron leídos por el puñado de familiares que llegó hasta las lindes de la Ruta Nacional 34, en dirección al sur.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora