Hoy se cumplieron dos años de la tragedia de Quijano en la que murieron Ana Belén Jurado, Juan Cruz Jurado, Sergio Rodrigo Tapia y Mario Alejandro Liendro, al ser embestidos por un automóvil Fiat Uno rojo que era conducido por Jorge Barrientos, mientras comían un asado en el camping municipal.
A las 11, los familiares y amigos de los fallecidos se juntaron en el lugar del accidente para homenajear a las víctimas. En el acto se repintaron las estrellas que se encuentran en el asfalto de la ruta 51.
María Milagro Durán y Sergio Tapia, padres de Rodrigo; y Alfredo Jurado y Liliana Ríos, padres de Ana y de Juan Cruz, en diálogo con El Tribuno expresaron su necesidad de que se haga justicia y que el crimen de sus hijos no quede impune.
"Yo no entiendo mucho de los temas judiciales pero este caso está dejando muchísimo que desear, sobre todo para nosotros la justicia ya no existe. ¿Qué puedo esperar de la Justicia? No me van a devolver a mi hijo", expresó Sergio a este matutino.
Por su parte, Alfredo recordó que se cumplieron dos años de la fatídica tarde. "Son años de muchísimo dolor, en la que perdimos dos de nuestros hijos. Estamos con muchas expectativas con el inicio del juicio que es el 1 de marzo. Es tanto el dolor que tenemos pero sabemos que tenemos que luchar por la memoria de nuestros hijos", agregó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora