Familiares, amigos y representantes de la Fundación Pavicei pintaron una nueva estrella amarilla.
Lo hicieron sobre el pavimento de la ruta nacional 9, lugar donde Guillermo Álvarez, de 19 años, perdió la vida tras despistar la camioneta que conducía y volcar en una profunda acequia.
El trágico accidente ocurrió el pasado 30 de octubre, aproximadamente a las 6.30, cuando Guillermo junto a otras dos personas regresaban desde la ciudad de Salta con destino a General Gemes. A la altura del lote San Martín, jurisdicción de Campo Santo y a un kilómetro del acceso a la localidad de Cobos, perdió el control de la camioneta. El joven salió despedido y murió en el acto. Los otros dos ocupantes tuvieron traumatismos de los cuales se recuperaron.
"Guillermo es la estrella 101. Yo quise que todo esto pasara porque quiero cambiarle la energía al lugar, que no sea de dolor sino de reflexión, de paz, donde las personas puedan acercarse a tomar unos mates y descansar. Siento a mi hijo en este lugar al igual que sus amigos; nadie podrá entender el dolor que siento como madre al haber perdido a mi hijo menor, pero deseo que le sirva a otros para que se den cuenta por qué les decimos siempre que si han bebido no conduzcan, que no excedan la velocidad, que usen el cinturón, que usen casco", expresó en la ocasión Patricia Guerra, quien demostró la fortaleza propia de las madres a las que les toca soportar el peor dolor.
"Agradezco a todos los que me acompañan. Solo les puedo decir que a Guillermo nunca lo vamos a olvidar", agregó.
Entre familiares y amigos fueron unas 30 personas las que participaron de la suelta de globos amarillos y luego plantaron un árbol junto a la gruta que recuerda su memoria.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia