El juez de la Sala II del Tribunal de Juicio de Metán, Sebastián Fucho, realizó el lunes pasado una segunda inspección en la construcción de la planta para producir nitrato de amonio en El Galpón, a cargo de la empresa Austin.
"Desde el 9 de mayo de 2013, cuando se rechazó la presentación de los vecinos autoconvocados, se dispuso que debía controlarse la construcción de la planta de nitratos en virtud del principio precautorio que prevé la ley ambiental", recordó el juez a El Tribuno.
"Ante la inacción de los ambientalistas y las autoridades de la localidad, que debían formar una comisión para hacer un seguimiento y no lo hicieron, he concurrido al lugar para hacer el control, como lo había realizado en abril pasado", dijo. El magistrado señaló que cuando dispuso el nuevo ingreso, la empresa cuestionó la medida argumentando que se pretendía hacer una especie de allanamiento sorpresivo, por lo cual plantearon la nulidad, pero eso fue finalmente rechazado.
En esta nueva inspección Fucho estuvo acompañado por los representantes de las partes intervinientes en el expediente, Ramón García y Antonio Cambronero, ambos ingenieros del Poder Judicial; el intendente de El Galpón, Federico Sacca, ambientalistas y directivos de Austin.
"La planta tiene un avance de alrededor de un 80% en la construcción, hay 630 personas trabajando en el lugar y dentro de seis meses podría estar en funcionamiento, por lo que voy a continuar con las inspecciones para verificar que efectivamente no se contamine el medio ambiente", dijo Fucho.
En esta visita inspeccionó especialmente el sector de monitoreo de la planta, que ya está montado.
La inspección fue ordenada por el juez en el marco del amparo 30186/13 presentado por vecinos autoconvocados en contra de la instalación de la planta. La medida tuvo como finalidad realizar un seguimiento en relación al cumplimiento de las leyes ambientales correspondientes.
Se había dispuesto en la sentencia exhortativa la realización de un control periódico sobre la construcción de la obra civil a cargo de los presentantes del amparo y de la Municipalidad de El Galpón. Ante el incumplimiento de las partes, el Juzgado realizó la inspección para verificar que se sigan las normas ambientales en el lugar, con la participación de todos los involucrados en el proceso.
Posteriormente dispuso nuevas visitas sobre las que, pese al planteo de nulidad de Austin, rechazada en virtud de la normativa constitucional y ambiental, se ordenó una inspección en la obra civil para el lunes pasado.

El fallo

El 9 de septiembre de 2013 el juez Fucho desestimó la acción colectiva de amparo presentada por ambientalistas para tratar de impedir la instalación de la planta.
En el fallo, el magistrado destacó errores de la presentación y remarcó que "ante la inexistencia de lesión consumada, no puede investigarse su nexo causal, ya que sería una operación intelectual carente de sustento fáctico que llevaría a una conclusión errónea".
En cuanto al emprendimiento, el juez Fucho concluyó que la Municipalidad de El Galpón deberá llevar adelante un control ambiental permanente, para lo cual consideró necesaria la participación de profesionales de las dos universidades salteñas y hasta de los mismos amparistas.
Dijo que el Ministerio de Ambiente y Producción Sustentable de la Provincia deberá agudizar los controles en el proyecto en forma coordinada con ese municipio y que debe haber periódicamente "un fuerte control ciudadano".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...