Vecinos de distintos puntos de la ciudad de Gral. Güemes continúan realizando quejas por la pérdida de aguas servidas que inundan distintas calles, lo que afecta la calidad de vida de los güemenses.
Los barrios más perjudicados son El Milagro, 1º de Mayo y Evita, donde el desborde de las cloacas lleva más de una década; por otro lado, el Arturo Illía y el Santa Rita, al igual que el sector del centro, suman tres años de reclamos semejantes.
"Es imposible asomarse a la vereda, el olor es insoportable y lo que se puede ver diseminado por el asfalto es peor de asqueroso: está todo desbordado y estamos apenas a tres cuadras de la plaza central. Mirá cómo tenemos que vivir", reclamó con mucho fastidio Rafael Delale, quien tiene un salón de fiestas y venta de comidas sobre calle Alem, en pleno centro de la ciudad.
La red de cloacas fue instalada en esta ciudad cuanto la población güemense no superaba los 5 mil habitantes y actualmente está por encima de los 30 mil y la colectora sigue siendo la misma, al igual que la planta depuradora.
"Seguimos conectando barrios, pero no invertimos en ampliar la planta o hacer una nueva, todo pasa por una misma cañería que va hacia la depuradora y que ya no da más. Por supuesto que tanto volumen no logra pasar y regresa provocando todo este desastre que vemos en la calle", agregó el vecino molesto.
Durante los tres últimos días de la semana anterior, un camión atmosférico de la empresa Aguas del Norte estuvo trabajando para destrancar las cañerías de la calle Alem. "Lo que ocurre en este tramo es que años atrás había una tapa de boca de registro que cuando llovía mucho cedía ante la presión del agua que corría por las cañerías. Al saltar esa tapa permitía el ingreso de ripio y barro que tapaban la red, esa tapa fue soldada para evitar que se siga saliendo, pero el ripio y arena en el interior permanecen, es muy difícil sacarlas, solo podemos intentar hacerlas correr, pero se vuelven a acumular; en eso trabajamos", explicó el ingeniero Sebastián Acosta, a cargo de lo trabajos.
Respecto a las ampliaciones necesarias de la red de cloacas y a la misma planta depuradora, como una solución final al problema, Acosta expresó "hay varios proyectos ya presentados para la instalación de una nueva colectora que pase por los barrios Cooperativa y Arturo Illia, a la cual se conectarían otros barrios. Esto aliviaría el tránsito por la red actual y permitiría que trabaje mejor". Pero advirtió que solo son proyectos. "Esperamos que se puedan concretar", finalizó el ingeniero.
Esto significa que, por ahora, los vecinos deberán esperar que estos trabajos parciales traigan algo de alivio a la desesperante situación y que no llueva demasiado, además de seguir presentando denuncias para que se realice la inversión necesaria para terminar con el problema.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Walter LUNA
Walter LUNA · Hace 5 meses

A la red de cloacas y Planta Depuradora de Güemes, las hice yo hace 50 años, en una Ciudad que hoy, no tiene nada que ver con aquella de hace medio siglo. Es inadmisible, que una región ubicada en el centro neurálgico provincial, con generadoras de energía, cruces de líneas de alta tensión, un importante Parque Industrial y Hospital Zonal y de las rutas más trascendentales de la Provincia y ramales ferroviarios esenciales, tenga este tipo de problemas. Recuerdo en la zona y en aquel entonces, el actual e importante ingenio azucarero y que, no obstante, hoy conviva este presente de tantos desaciertos. Y olvidos. Quiero ser optimista y miro con satisfacción el Plan Belgrano. En homenaje a los güemenses, esperemos, al menos, un mediano cumplimiento del mismo.


Se está leyendo ahora