Hoy se celebrarán las elecciones primarias en New Hampshire, los candidatos demócratas y republicanos, conscientes del valor simbólico de este pequeño estado del noreste en la carrera a la Casa Blanca, multiplicaban esfuerzos para convencer a electores conocidos por dudar hasta último momento.
Luego del atípico caucus de Iowa (centro de EEUU) del 1 de febrero que inició la carrera hacia las elecciones presidenciales de noviembre, New Hampshire es considerado el inicio de las primarias convencionales y marca el tono de lo que vendrá en este largo proceso. Los sondeos dan ventaja al multimillonario Donald Trump entre los republicanos y a Bernie Sanders, senador por Vermont (estado vecino a New Hampshire), sobre la favorita Hillary Clinton, del lado demócrata. Ayer, los diez aspirantes (ocho republicanos y dos demócratas) a suceder a Barack Obama realizaban más de 35 actividades de campaña en este estado con unos 880.000 electores, de los cuales el 44% (398.472) están inscritos como independientes y por lo tanto pueden elegir votar en una u otra primaria.
La historia reciente dice que ningún candidato que no termine entre los dos primeros en este estado ha llegado a la Casa Blanca, y puede servir como filtro del poblado lado republicano, con nueve aspirantes liderados por Trump y los senadores Ted Cruz (Texas sur) y Marco Rubio (Florida sudeste). Para Trump, la gran sorpresa de la campaña hasta el momento, se trata de borrar la humillación sufrida en Iowa, donde las encuestas lo daban como vencedor aunque terminó finalmente segundo detrás del ultraconservador Cruz (27,7% contra 24,3% de los votos).
Rubio, hijo de inmigrantes cubanos y el más joven de los aspirantes a la presidencia estadounidense con 44 años, fue la revelación en Iowa con su tercer lugar cerca de Trump (23,1%). Su ascenso en los últimos días sufrió un resbalón en el último debate republicano en Manchester, marcado por fuertes ataques a su inexperiencia ejecutiva.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora