A raíz de una larga investigación, entre el lunes y el jueves pasado la Brigada de Investigaciones de Orán recuperó 15 motocicletas que habían sido robadas. En el medio, dos hombres conocidos en el ambiente por robar motos fueron detenidos y puestos a disposición de la Justicia. Estos se suman al primer cabecilla de la organización, que cayó en diciembre pasado, al que se le secuestraron 8 motos.
Los conocidos delincuentes son Marcelo Tomás Chávez, de 21 años, alias Pelao, y Franco Lucas Almazan, de 27 años, alias Gordo, quienes en 2016 lograron sustraer más de 100 motos, según información policial. Se estima que durante el año pasado fueron robadas unas 400 motos, de las cuales la Brigada de Investigaciones de Orán logró recuperar unas 200.
"Estos sujetos venden a precios irrisorios las motos, desde 800 a 4.000 pesos. En el caso de una Skua color roja 0 km, la habían vendido en 4.000 pesos, cuando el precio real en el mercado legal ronda los 40.000 pesos. Preocupa también la cantidad de gente que accede a comprar motos sin papeles, transformándose en cómplices y encubridores, por ende se los puede hasta imputar en este tipo de causas. Sin embargo, lo siguen haciendo", le confió a El Tribuno una fuente policial.
El mercado ilegal de venta de motos se divide según el tamaño del vehículo. Las motocicletas hasta 110 cc por lo general se venden en la ciudad y localidades cercanas, mientras que las de 125 cc para arriba son trasladadas al campo o localidades lejanas, en algunos casos llegan hasta provincias vecinas, como Jujuy.
Modalidades
Hasta hace unos años las bandas que se dedicaban a robar vehículos, contaban con una organización más compleja donde primero un grupo marcaba los rodados y luego otro grupo se encargaban del robo. Los rodados llegaban a los encargados de ocultar el vehículo hasta lograr el traslado al punto deseado, o bien eran rápidamente desarmados en algún taller clandestino. Las bandas que los efectivos lograron desarticular en el último tiempo están compuestas por gente con algún tipo de vínculo, familiares o amigos. Hay ejemplos donde el padre y los hijos se dedican a robar y el esto de la familia a ocultar los hechos.
En diciembre pasado personal de la Brigada de Orán logró la detención de Mario Jorge Santa Cruz, alias Peche, otro de los ladrones conocidos en ese ambiente delictivo. Tras su detención fueron recuperadas ocho motos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...