Una semana después de que una familia de Metán sufriera el robo de tres celulares, los aparatos fueron recuperados por la Policía y detuvieron al autor del hecho.
En la madrugada del 25 de mayo la familia Leanes descansaba en su casa del barrio Hipólito Yrigoyen, cuando un joven de 18 años ingresó en la vivienda y sacó tres celulares. Patricia Leanes, dueña de la casa, sintió ruidos y al levantarse para ver qué sucedía vio cuando el joven huía con los aparatos. Hizo la denuncia en la comisaría 30 y se inició la búsqueda. Personal de esa dependencia y de la Brigada lograron ubicar al autor del robo y recuperaron los aparatos.

Tras un robo, una joven casi pierde un dedo

Cerca de las 13 de ayer una joven vendedora de frutas y verduras sufrió el robo de su celular mientras trabajaba en la esquina de calles España y Pedernera. En ese momento un muchacho se acercó para comprar medio kilo de tomates, cuando la víctima se dio vuelta el ladrón le sustrajo el celular del bolsillo de la campera. La joven tenía conectado los auriculares al teléfono móvil y sintió el tirón tras la acción del delincuente; luego de un forcejeo resultó lesionada. El ladrón abordó una moto 110cc y se fugó. En el San Bernardo le diagnosticaron a la joven "fractura en el dedo anular" y fue intervenida quirúrgicamente.

Robaron dinero y varios elementos

Ladrones ingresaron a una casa y se llevaron: 7 mil pesos, un televisor LED 42'', un microondas, un horno eléctrico y un equipo de música. El dueño de la vivienda, ubicada en el barrio San Antonio, cerca de los silos de Escudero, a pocas cuadras de la dependencia policial, salió junto a su grupo familiar cerca de las 18 con destino al centro de la ciudad. Al regresar, grande fue la sorpresa ya que observó que el candado de la tranquera y una de las ventanas de la casa habían sido violentados. En el interior se dieron cuenta que les faltaba dinero en efectivo y artefactos electrónicos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora