Con un 10% más que en 2014, es la primera vez que se supera el umbral de los 60 millones de personas que buscan refugio en otros países. La guerra en Siria sigue siendo la principal causa mundial de la huida, y la mitad son niños. Conflictos como el sirio, que supera ya los cinco años, mantienen en alza un flujo de gente que quiere llegar a Europa en frágiles embarcaciones o en travesías de semanas a través del desierto, muchas veces en manos de contrabandistas inescrupulosos, para quedar a menudo confinados en campos esperando la deportación.
Pero uno de los datos más trágicos del informe que reveló hoy el alto comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) es que la mitad de estas personas son niños, muchos separados de sus padres. Solo en 2015, casi 4.000 personas se ahogaron en el Mar Mediterráneo, el 70% de los exiliados que perdieron la vida en el último año en todo el mundo; por minuto, 26 personas son desplazadas de manera forzosa y 37.400, por día. El informe llamado "Global Trends" (Tendencias globales) establece que entre los 65,3 millones hay 3,2 millones de personas que aguardan decisiones sobre su pedido de asilo en países industrializados y es el mayor total registrado jamás por la ONU.
También 40,8 millones de personas fueron obligadas a desplazarse dentro de sus propios países. "Los desplazados internos constituyen el grupo al que es más difícil ayudar, tener acceso y brindar protección", dijo el alto comisionado de la ONU para los refugiados, Filippo Grandi, en la presentación del informe.
"La voluntad de las naciones de trabajar juntos no sólo para los refugiados, sino por el interés humano colectivo es lo que se está probando en la actualidad", dijo Grandi, quien advirtió que Europa siempre tendrá la responsabilidad de trasladar los migrantes.
El principal país de origen de los refugiados es Siria, con 4,9 millones de personas, seguido de Afganistán, con 2,7 millones, y Somalia, con 1,1 millones. El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, también alertó sobre esta situación "sin precedentes" y dijo que "la cumbre de alto nivel programada para el 19 de septiembre en la ONU ofrecerá una ocasión histórica para acordar un pacto global y el compromiso para una acción colectiva".

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora