Tierra y Hábitat montará una oficina de atención en La Merced, destinada a recibir las carpetas de familias interesadas en participar del sorteo de los terrenos que, según se constató, se encontraban desocupados en el barrio Islas Malvinas.
En diálogo con El Tribuno, el titular del organismo provincial, Ángel Sarmiento, detalló que como resultado de un relevamiento realizado en la barriada se detectaron 36 lotes desocupados totalmente y 148 cuentan con algún tipo de construcción, pero también se encuentran deshabitados. Los adjudicatarios fueron notificados y en un plazo de 48 horas deben dar cuenta de la situación. A fines de esta semana también se dará a conocer la fecha del sorteo, según anticipó el funcionario.
Un dato importante: cuando Tierra y Hábitat adjudica un terreno, una de las condiciones es habitarlo en un plazo no mayor a 90 días. En el caso del barrio Islas Malvinas, pasaron más de cuatro años.
Consultado sobre manifestaciones, escraches, amenazas de toma de la Municipalidad de La Merced e intentos de usurpaciones en las localidades del departamento Cerrillos, desde Tierra y Hábitat expresaron: "Seguramente hay gente con necesidades reales, pero fomentar este tipo de hechos es una cuestión puramente política".
Sobre este punto, se recordó que el decreto 4.414/08 establece la inhibición para recibir soluciones habitacionales por parte del Estado a quienes usurpen terrenos públicos o privados. Es decir, que la sanción alcanza tanto a los sorteos de Tierra y Hábitat como del Instituto Provincial de Viviendas y otros organismos.
"No habrá nuevos loteos"
Ante los rumores que hablan sobre la compra de nuevos terrenos por parte de la Provincia para loteos sociales, Sarmiento fue contundente: "No está presupuestado. Es decir, no hay posibilidad de realizar nuevos loteos en el corto plazo. Esta nueva gestión en Tierra y Hábitat se encuentra abocada a normalizar el organismo y dar transparencia a las gestiones".
El último viernes, un grupo de personas, reclamando la entrega de lotes, se movilizó por la zona centro de Cerrillos hasta llegar a un supermercado, propiedad de un legislador local, quien tuvo que cerrar sus puertas por temor a que se produjeran saqueos.
Hubo, además, según los propios empleados, intentos de usurpación de terrenos linderos, propiedad de parientes de dicho legislador.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia