Lorena Ester Sánchez, de 33 años, fue condenada a la pena de un año y tres meses de prisión de ejecución efectiva por los delitos de daños, hurtos simples, amenazas con arma, y robo simple. Todo en concurso real.
El juez Marcelo Rubio, vocal de la Sala V del Tribunal de Juicio revocó la condicionalidad de otra pena impuesta con anterioridad a Sánchez y la unificó en la condena única de dos años y seis meses de prisión efectiva.
Sánchez fue denunciada el 30 de marzo de 2015 cuando se encontraba en estado de ebriedad y comenzó a provocar disturbios en plena calle gritando y agrediendo a transeúntes. Luego arrojó piedras a un domicilio vecino, rompiendo el picaporte de la puerta y la ventana. Vecinos llamaron al 911 y a la comisaría 3. Cuando los efectivos se retiraron del lugar, la imputada regresó y continuó con las agresiones, amenazando a una vecina y a sus hijas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora