El director de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, relevó hoy de la obligación de guardar secreto a todos los agentes y exagentes del organismo que tengan acceso a información clasificada y hayan sido convocados a brindar testimonio en la causa por la muerte del exfiscal de la causa AMIA Alberto Nisman.
La resolución firmada por Arribas, a la que tuvo acceso NA, abarca a "todos aquellos agentes, exagentes, funcionarios, exfuncionarios" que "hayan accedido al conocimiento de información clasificada que fueran o sean convocadas" por el Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción 25, a cargo de Fabiana Palmaghini "o por aquél Tribunal o Fiscalía que continúe con dicha investigación".
A poco de cumplirse un año de la muerte del fiscal, se busca así que los convocados "brinden testimonio sin el deber de reserva que establece la normativa vigente, del que expresamente quedarán liberados, sobre todas aquellas cuestiones que les sean preguntadas relacionadas a la investigación que lleva adelante dicho Tribunal, o quien en el futuro lleve dicha investigación, relacionadas a la muerte del fiscal federal".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora