La semana anterior familias de la fronteriza localidad de Salvador Mazza llevaron adelante la usurpación de unos predios ubicados en la zona oeste del pueblo, que son de propiedad del intendente Rubén Méndez y de uno de sus hijos, pero fueron desalojados rápidamente por la policía.
No es esta la primera usurpación que tiene lugar en los últimos tiempos y las sospechas apuntan a que muchas de esas familias, que aseguran tomar esta decisión por no tener un terreno propio no serían naturales de Salvador Mazza.
Para blanquear ese inconveniente el intendente Méndez manifestó que "en el transcurso de esta semana la Municipalidad comenzará un relevamiento de cada familia y su situación particular, para saber si verdaderamente, como argumentan, no tienen dónde vivir o si se trata de gente que viene de otros lugares".
"No sería la primera vez que esto sucede ya que en otras ocasiones usurparon y después vendieron esa especie de posesión porque lo que buscaban era tener un beneficio económico en perjuicio de mucha gente que sí necesita un terreno", explicó el intendente.

Reunión con los vecinos

Luego del desalojo por parte de la policía, Méndez se reunió "con los referentes de los vecinos que tomaron esta medida y reconocieron que antes de usurpar un lugar que no les pertenece nunca vinieron a la comuna a pedir una reunión conmigo ni con ningún funcionario para plantear su problema. En Salvador Mazza tenemos varios predios que son fiscales y que solo requieren de un trámite para que pasen a dominio del municipio. De esta manera podremos darles a las familias los terrenos que reclaman, sin que tengan que cometer un acto ilegal".
"Pero, lamentablemente, ellos no lo entienden así -dijo Méndez al tiempo que recordó que "les ofrecí un predio que se encuentra en el barrio que denominamos Montecristo y no quieren aceptar porque argumentan que las calles no están en condiciones, que es lejos y que quieren un lugar donde tengan todo a la mano".
"Todos sabemos que las urbanizaciones van acompañadas de la residencia de las familias y si bien quisiéramos darle a todos un lugar al frente de la plaza no podemos", explicó el jefe comunal norteño.
Y agregó que "en este tipo de hechos hay de toda clase de gente: quienes realmente necesitan un terreno, otros a los que los mueve alguna mala intención y otros que directamente quieren lucrar. Para diferenciar todas esas situaciones es que vamos a llevar adelante un relevamiento que ponga blanco sobre negro quiénes son los que realmente necesitan un lugar para levantar sus casas y a esas familias les conseguiremos un terreno".
El jefe comunal lamentó no haber podido asistir a la inauguración de las sesiones ordinarias y aclaró que la razón fueron gestiones en Salta.

Obras pendientes

En Salvador Mazza nunca se concretaron al menos 5 obras que estaban previstas en el Fondo de Reparación Histórica a pesar de que el dinero estaba disponible desde 2012: la comisaría del barrio ferroviario, la escuela de El Chorro y el albergue del complejo deportivo son las tres obras que no se concretaron y cuyo presupuesto rondaba los $15 millones.
Con fondos que administraba el municipio se hizo la reparación de la pileta olímpica del complejo, pero por la recurrente falta de agua en los municipios norteños, el balneario no pudo ser utilizado.
"Este y otros temas como la falta de recursos para cumplir con todas nuestras obligaciones le planteamos al Gobierno. Tenemos entendido que se van a solicitar créditos para ayudar a los municipios y por supuesto que allí estaremos junto al resto de los intendentes pidiendo la ayuda que necesitamos para que no tengamos problemas con el pago de los sueldos y el cumplimiento a los proveedores pero también para que se ejecuten obras.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia