Las últimas subas en el precio del gas natural comprimido (GNC) parece haber desatado una estrategia investigativa como parte de la lucha de los trabajadores afiliados al Sindicato de Conductores de Taxímetros y Afines (Sicotasa).
Se despliegan varios frentes para llegar a una negociación más pareja para luchar el precio.
De este modo, comenzando a indagar sobre las normativas y reglamentaciones que deben cumplir los propietarios de las estaciones, en cuanto al expendio del GNC, los remiseros descubrieron algunas supuestas irregularidades.
Por algunas de ellas ya presentaron denuncias penales. El 18 de mayo, ingresó un caso en la Fiscalía Penal 5, con carátula inicial de "Falsificación de documentos".
El que ingresa la denuncia es el secretario general del Sicotasa, Ernesto Alvarado, contra tres estaciones de GNC de la ciudad de Salta.
Lo que piden los remiseros es que las Justicia investigue las razones por las cuales estos tres comercios declaran ante la Secretaría de Energía de la Nación con un precio de venta del combustible a precios inferiores a los valores en que en realidad se venden.
Los casos
Para explicar es mejor el ejemplo. Una estación de la zona norte declara que vende el metro cúbito de GNC a 9,370 pesos y los sindicalistas tienen los tickets que les cobran a 9,69 pesos.
Es decir que, con los papeles presentados, hay 32 centavos de diferencia por cada metro cúbico de GNC vendido.
"Nosotros estamos exigiendo que declaren los verdaderos montos a los que venden al público. Por algo lo están haciendo así y nosotros tenemos la certeza de que realizan esta maniobra para evitar cualquier denuncia por carterización. Nosotros ya hicimos efectivo esto y esto no solo sucede en Salta capital sino también en todo el territorio provincial", dijo Alvarado.
Lo cierto es que también tienen los documentos que acreditan la falta de competencia en Orán y Tartagal.
El remisero no cree que haya lavado ni evasión fiscal, aunque sí tiene la certeza de que con esta declaración los propietarios de las estaciones de servicio se liberan de acusaciones vinculadas a la carterización.
"Están todos de acuerdo porque todos tienen el precio igual. Entonces se define el precio en una mesa chica y no hay verdadera competencia. Eso es lo que estamos exigiendo: libre competencia", reclamó Alvarado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora