En la pantalla un fondo negro y un primer plano toma el rostro de piel de porcelana de una joven mujer. Los ojos almendrados y oscuros. El pelo mojado y peinado hacia atrás. Una blancura pasmosa como de alabastro. La cámara se va ampliando hacia un plano general. Entra en escena otra mujer, igual de joven y hermosa. Salvo que sus ojos son verde pálido y su pelo de tono rojizo. Sus colores hacen "oscurecer" la tez hasta un negro retinto a la primera. El disgusto es evidente. Hasta que la segunda dama, sin mirarla, le recomienda "Snowz", unos comprimidos que le devuelven en segundos la blancura. El fracaso se debe, entonces, a que no ha usado las pastillas de la marca y se ha descuidado. "Solo necesitás ser blanca para ganar", dice la dama reconstituida.
Por increíble que parezca una marca ha lanzado realmente un anuncio en el que aseguran que la clave del éxito de una persona está en el color de su piel. Cuanto más blanca, mejor.
El escandaloso spot ha visto la luz en Tailandia y su objetivo es dar a conocer un producto de belleza de la compañía Seoul Secret, que supuestamente sirve para blanquear la piel de las personas. Solo el hecho de que exista algo así en el mercado ya debería dar que pensar. En la caja de Snowz se lee que contiene L Glutathione, el antioxidante maestro del cuerpo humano. El Glutathione es tan poderoso que es capaz de desintoxicar el cuerpo naturalmente, fortaleciendo el sistema inmunológico y haciendo retroceder las manecillas del reloj con sus dramáticas propiedades de rejuvenecimiento.
Como era de esperar, se ha producido una avalancha de críticas hacia la compañía desde innumerables sitios del mundo. La propia CNN le ha dedicado un espacio importante dentro de sus contenidos, amplificando así la repercusión del escándalo.
La presión ha sido tan fuerte que Seoul Secret ha tomado la decisión de parar la campaña con urgencia y pedir disculpas públicamente. "Pedimos perdón de corazón. No teníamos la intención de transmitir mensajes discriminatorios o racistas. Lo que queríamos transmitir es que la mejora personal en habilidades, apariencia y profesionalidad es algo crucial", se justificó la compañía.
Por sorprendente que pueda parecernos, en Tailandia todavía hay personas que asocian la palidez de la piel con un alto estatus social. De allí se explica la naturalización de anuncios como este y que la objeción haya provenido del afuera.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora