Por este medio deseo expresar mi opinión sobre el descuento compulsivo del 1,5% de los haberes a todos los empleados municipales para "Ayuda Social".
Se trata de un arreglo pergeñado entre la intendencia y el señor Pedro Serrudo, el inescrupuloso secretario de un gremio oficialista que, como todos sabemos, defiende los intereses de la patronal en vez de defender a los trabajadores y defiende, sobre todo, sus propios intereses.
Se trata de una medida abusiva, ilegal, arbitraria, porque los empleados nunca fuimos consultados y ahora estamos obligados a ceder parte de nuestro sueldo al gremio de Serrudo, aún aquellos que jamás nos afiliamos a ese gremio o estamos afiliados a otro sindicato municipal.
Es una buena jugada, porque se quedan con la plata de todos los empleados y suprimen de un plumazo a los otros sindicatos municipales que van a quedarse sin afiliados, porque la gente que ya paga una cuota mensual para su gremio no va a poder aguantar un doble descuento.
Se trata de más de tres millones de pesos mensuales que el señor Serrudo manejará a su antojo para "Ayuda Social".
Y yo estoy segura que se trata de pura corrupción y que esa plata irá a parar a los bolsillos de estos avivados y a las campañas políticas.

Raquel Adet
Salta capital

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia