La Subsecretaría de Control Comercial de la Municipalidad realizó la supervisión programada de tres residencias para adultos mayores de la ciudad. El objetivo fue controlar que los establecimientos cumplan con las condiciones de seguridad, salubridad y contención necesarias.
El trabajo estuvo a cargo del personal de las direcciones de Inspecciones Comerciales y Bromatología, ambas dependientes de la Secretaría de Gobierno.
Los lugares controlados fueron el Hogar Sustituto, Casa de los Nonos y Renacer. La tarea se desarrolló en forma conjunta con la Dirección de Gerontología de la Secretaría de Acción Social y el área de Obras Edilicias y Electricidad de la Secretaría de Obras Públicas.
De acuerdo con los registros, son 16 los centros de contención para adultos mayores que funcionan en la ciudad. De ese total, 12 pertenecen al sector privado y cuatro dependen del sector público.
Durante el operativo integral de control se verificó que los establecimientos cuenten con las habilitaciones correspondientes y respeten las normas de seguridad que establece la legislación.
También se supervisaron aspectos como la ventilación, iluminación y condiciones de las habitaciones.
Los resultados de los controles quedaron registrados en un informe que será elevado al Tribunal Administrativo de Faltas. Estos operativos continuarán durante la semana próxima en otros hogares para ancianos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora