Como muchos lectores saben, continuamos siendo opositores (antes de los K, ahora de los M) ­que feas letras, ambas dos; por dios! (sic); en ese marco, cuando tuvimos noticia de un "manual de acción para la micromilitancia" que estaba circulando en las redes, corrimos a navegar por esas aguas turbulentas de la internet. Googleamos: "manual de la resistencia" e inmediatamente entramos en la lectura de estos comentarios: "Los conductores ofrecen resistencia al paso de la corriente". De esta expresión se puede deducir que es la propia Cristina quien encabeza la resistencia ante el advenimiento de la nueva corriente de "cambiemos". Continuamos: "muchas veces esto es una desventaja, como ocurre con el transporte de la energía eléctrica, pero en otras oportunidades esta cualidad se utiliza para obtener un efecto deseado (obtener luz en el filamento de una bombilla)". A esta altura de lo leído también a mí se me hizo la luz (perdón por el abandono del plural mayestático y sociativo): ­no estaba leyendo el manual de resistencia K! sino la parte pertinente de "mecánica popular" sobre "manual de resistencias y conductores eléctricos". Pero era más o menos lo mismo. Finalmente en Taringa encontré el manual bajo el título de "Técnicas de resistencia activa micromilitancia", supuestamente firmado por La Cámpora, en el que se sugiere:
"Participar de foros de diarios de amplia tirada y (de)formadores de opinión (Clarín, La Nación, La Voz, Infobae, etc.) y en otros espacios de intercambio virtuales (Facebook). Las maneras de participar pueden variar: visibilizar hechos, compartiendo notas, hacer preguntas ingenuas que apunten a develar el punto de vista de quién revela tal información, o hacer comentarios desubicados: linkear otras notas que no tienen nada que ver con la nota principal".
Seguimos leyendo. "Pegar carteles con datos. Tener a mano un par de fotocopias con información que creamos importante, redactada de manera simple y concisa (datos numéricos, cuadros, "Antes/Ahora''). No debe tener lemas, simplemente la información. Se pueden liberar libremente (sic) en espacios públicos. Otra variante muy necesaria (¿?) es pegar cartelitos en paradas de colectivos y postes. Sería bueno hacerlo en lugares que requieran una interpretación específica (por ejemplo, difundir causas del desastroso panorama turístico y hacerlo en las mismas afectadas) o que necesiten difusión (despidos, represión)"
"Comprar Página12, al menos una vez por semana, de modo de apoyar de manera concreta este proyecto editorial opositor. Luego de leído, liberar la publicación en algún lugar público (bar, parada de colectivos, etc.)."
Eso es militancia y resistencia, no paparruchadas. Hacemos nuestro aporte con estas ideas: tocar el timbre en casa de los opositores y salir corriendo, llenar baldosas con agua por donde circulen los contras, tirar bombitas de olor y petardos en los actos de los rivales. No será una técnica ideológicamente muy depurada ­pero nos vamos a divertir de mucho! El solo hecho de participar en la "resistencia" insuflará en estas almas revolucionarias, la continuación del relato épico con el que los socialistas de Luis Vuitton se sienten identificados.
Por el otro lado
Con el mismo fervor que en la transmisión de los partidos de fútbol, uno va rezando para que a la selección argentina le salgan bien las cosas, que tengan grandes aciertos y meta muchos goles; gran parte de la población, (aunque no simpaticen con los jugadores), en materia política, implora por no tener más fracasos.
Sin embargo, ­ay Mauricio!, hay señales preocupantes. Destacamos únicamente la siguiente:
A los que acusan a Macri de que lo único que le interesa es el capital, el jefe de Estado demostró que también se interesa en "la" Capital. Mediante una decisión autoritaria e inconsulta, echó por la borda la idea de una democracia de consenso y participación. Según datos oficiales, a las arcas de Buenos Aires estaban previstos que ingresen este año $10.022 millones en concepto de coparticipación federal. Pero luego del DNU ese monto llegará $26.845 millones, lo que implica un incremento de 168%. Son dos veces y media más de lo estimado. La última ley de coparticipación votada por el Congreso, en 1988, establecía que la distribución de recursos nacionales recaudados por la AFIP debía ser del 42,3% para el gobierno nacional y del 57,7% para las provincias, la distribución efectiva actualmente es del 71 y el 29%, respectivamente. ¿Federalismo?

Animaladas
Esta fue una semana pletórica de bestial información. Los brutos fueron protagonistas indiscutidos (no me refiero a algunos gorilas que gobiernan ni a Milagro Salas). Empezando por la brillante idea de ilustrar nuestros billetes con animalitos. Una ballena que parece un dinosaurio será nuestro emblema monetario. Nada de Gemes, Borges, Favaloro, Quinquela Martín, Berni (el pintor. No diga: ¿qué pintor?), Gardel, Milstein, etc. que son simples humanos que coinciden con nuestra nacionalidad. El billete de $1.000, con el dibujo del hornero, se reserva para el 2017, cuando -se supone- ya estaremos en el horno.
Siguió con Balcarce, otrora ilustre guerrero, hoy reencarnado en mediático perrito. Se dice que fue el primer ser honesto que ocupó el sillón de Rivadavia. Sepamos disculpar: si Boudou tuvo una discoteca anexa a su despacho, bien puede Macri tener cucha de lujo en el patio de las Palmeras (el árbol es el mejor amigo del perro).
Continuando, "La leona", la nueva serie de Telefe protagonizada por Nancy Dupláa y Pablo Echarri, intentó ser mezquina-mente boicoteda en Twitter, por la militancia kirchnerista de la pareja de actores. La polémica que generó esta campaña sirvió para generar expectativa; pero parece que la leona no tuvo mucha garra.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora