*

Resistencia y violencia contra la acción policial
Tres efectivos de la Policía de la Provincia, un sargento y dos agentes (uno de ellos una joven) que prestan servicios en la División de Protección Ciudadana, permanecen hospitalizados luego de haber sido violentamente atacados por varios hombres, cuando acudieron a una llamada por un supuesto hecho de violencia intrafamiliar en el asentamiento 17 de Octubre.
La agente y sus dos compañeros fueron atacados por un grupo de hombres y mujeres quienes los interceptaron al llegar al asentamiento en el que residen peligrosos delincuentes, exconvictos y sujetos que se encuentran en calidad de prófugos de la Justicia.
El hecho se produjo a la 0 del lunes, cuando la agente María Victoria Campos, junto al sargento Ciro Illescas y el agente Chirstian Mamaní se desplazaron hacia la avenida Juan Domingo Perón deGeneral Mosconi, al ser requeridos por un hecho de violencia familiar.

Al llegar los efectivos fueron sorprendidos por un grupo que al ver el móvil policial comenzó a arrojar piedras.
Los uniformados solicitaron apoyo de la comisaría 41 de General Mosconi y de Infantería quienes hicieron apoyo del primer móvil pero luego se retiraron.
Cuando el patrullero circulaba por las calles Alcazar y México, reconocieron a uno de los sujetos implicados. Al descender los policías del móvil, el sujeto se resistió y en el acto se levantó un grupo en contra de la fuerza, y comenzó a golpear a los dos agentes por igual y sin contemplaciones porque se trataba de una mujer hasta dejarlos en el suelo.
Aún así no pudieron sustraerle el arma al sargento Illescas, quien se llevó la peor parte.
Según la denuncia de la agente Campos, que formalizó en la propia comisaría de General Mosconi, al cobarde ataque que sufrieron por acudir al llamado por una supuesto caso de violencia familiar se sumaron las mujeres del barrio. Un llamativo mensaje social.

No se llevaron las armas policiales

Los tres policías manifestaron que están en plena capacidad de reconocer a sus agresores, por lo que en las últimas horas se realizaron procedimientos para dar con los autores del ataque.
La actitud de los tres efectivos quienes en forma inmediata acudieron al llamado para evitar violencia en el seno de una familia y su resistencia a entregar sus armas reglamentarias los llevó a estar hospitalizados, víctimas de una cobarde agresión de algunos miembros de las comunidades barriales, las más necesitadas de seguridad.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...