Un nuevo derrame de aguas servidas con restos de animales y sangre tuvieron que soportar nuevamente los vecinos de un sector del barrio Matadero, que se encuentra ubicado en la ciudad de San José de Metán.
El líquido fluyó en la intersección de las calles Río Piedras y Lerma, donde hay una boca de registro de la empresa Aguas del Norte, más precisamente en la vereda de uno de los vecinos más afectados por esta situación.
"Esto es realmente insoportable. El agua de las cloacas ingresa al patio de mi casa y arrastra carne y tripas de animales, como vacas y cerdos, los que son faenados en el matadero que se encuentra cerca de acá", señaló preocupado a El Tribuno Santos Manuel Jurado.
Y agregó: "Este problema viene desde hace mucho tiempo. Se hicieron ya numerosos reclamos, pero hasta el momento no hay ninguna solución".
Los líquidos siguen su recorrido contaminante por calle Río Piedras hacia abajo, donde también hay algunas viviendas.

Un foco infeccioso

El nuevo derrame se produjo el jueves de la semana pasada. Las aguas servidas se pusieron de color rojo por la sangre de los animales. Además, los perros del sector se amontonaron en el lugar para comer los desechos.
"El agua sale colorada por la sangre de los animales. Todo es un asco, no se puede vivir así. Alguien tiene que dar una solución definitiva a esto. La gente de Aguas del Norte estuvo trabajando acá, pero al día siguiente comenzaron a fluir nuevamente los líquidos, pero esta vez sin sangre ni restos", dijo Jurado.
La tapa de los ductos cloacales se encuentra en la vereda de este vecino, que es el más afectado por la situación.
No es la primera vez que rebalsan los líquidos cloacales en el sector. Años atrás vecinos de la misma calle denunciaron derrames con la presencia de partes de animales en sus viviendas. Pese al tiempo transcurrido, los vecinos siguen sin tener una solución.
"Con frecuencia fluyen las aguas servidas. Incluso en varias oportunidades tuve que terminar de levantar la tapa de la vereda, que es empujada por esos líquidos nauseabundos, para destrancar todo y no tener que seguir soportando ese olor terrible. No hay duda de que las partes de los animales provienen del matadero", señaló el vecino.
El hombre dijo que, incluso, se produjeron derrames nocturnos en los que él mismo debió sacar los pedazos de vacuno y la sangre de su vivienda y de todo el sector.
"Aguas del Norte viene, el personal trabaja, pero no nos dan una solución definitiva a este grave problema", destacó.

Antiguos reclamos

No es la primera vez que esto sucede en la calle Río Piedras, al este de San José de Metán. Hay antecedentes de situaciones similares ocurridas en años anteriores.
En una oportunidad, se saturaron las cloacas de algunos de los vecinos y los líquidos con sangre y restos de animales fluyeron desde los inodoros de las viviendas.
Los vecinos aseguran que desechos del matadero privado, ubicado en el sector, van a parar a los ductos cloacales, por eso colapsan y se producen los derrames.
A esto se suma que la calle Río Piedras, que es de ripio y tierra en ese sector, se encuentra en muy mal estado. Las persistentes lluvias que se produjeron en el verano pasado dejaron profundos pozos, socavones y piedras.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora