Limpiar las viviendas y retirar todos los objetos donde puedan reproducirse los mosquitos es el desafío para prevenir casos de dengue en el verano que se acerca. Con ese objetivo, entre mañana y el miércoles se realizará un operativo de descacharrado en Castañares, uno de los barrios más densamente poblados de la Capital.
Operarios debidamente identificados recorrerán todas las manzanas de esta parte de la ciudad para retirar gomas, tarros, botellas y cualquier elemento en desuso que se encuentre en el fondo de las viviendas.
Las tareas están a cargo del Ministerio de Salud Pública, a través de los centros de salud, la Dirección de Coordinación de Epidemiología y la Municipalidad de Salta, y se vienen realizando en diferentes barrios de la ciudad.
La época de precipitaciones intensas, que en Salta comienza habitualmente en diciembre, es la más crítica para la propagación del dengue, zika y chikungunya. Los recipientes que pueden almacenar agua estancada después de una lluvia se convierten en espacios donde proliferan los mosquitos transmisores.

Información

Como tarea previa al descacharrado, los agentes socioambientales visitaron todos los domicilios explicando la modalidad de trabajo a los vecinos de la zona y pidiéndoles colaboración en la separación de los residuos que serán retirados.
También proporcionaron información sobre los métodos de prevención y las tareas que pueden ayudar, como cortar el pasto, cambiar el agua de floreros y bebederos, tapar los tanques de agua, sellar letrinas y mantener los patios limpios, entre otras.
El insecto transmisor se cría en el interior de las casas y sus alrededores y utiliza cualquier recipiente que contenga agua para colocar sus huevos.
Entre noviembre de 2015 y marzo de 2016 Salta registró 161 casos de dengue según información del Ministerio de Salud Pública de la Provincia. La cifra superó ampliamente los registros de años anteriores y la posibilidad de que la situación se repita este verano genera preocupación.
A nivel nacional, en la temporada de calor hubo más de 15 mil casos, lo que representa la peor epidemia desde 2009.
Si alguien ya tuvo dengue y contrae la enfermedad nuevamente a través de un mosquito con serotipo distinto al primero, corre el riesgo de tener dengue hemorrágico, la forma más grave de la patología.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora