Tras dos meses de la paralización de las obras sobre el puente del río Caraparí, al sur de Salvador Mazza, la delegación salteña de Vialidad Nacional anticipó a El Tribuno que se retomarán en los próximos días.
La demora en el pago de las certificaciones a la contratista fue lo que provocó el cese de los trabajos a fines del año pasado.
El titular del organismo, Francisco Bloser, reconoció que las tareas venían desarrollándose a fines de 2015 con muy bajo ritmo, pero aseguró que la empresa realiza las acciones preliminares para reiniciar, en pocos días, la actividad proyectada para este nexo, que une a la localidad de Aguaray con Salvador Mazza, por la ruta nacional 34.
"Ahora, con la regularización en los pagos, la empresa adjudicataria, Covico, prevé comenzar, la semana próxima, con un ritmo normal para que la obra esté terminada a fines de este año", subrayó Bloser.
La nueva vía tiene entre sus trabajadores a técnicos especializados de la propia firma y contratan a obreros de la zona para determinados trabajos.
A mediados del año pasado se descalzó un extremo del puente, ocasión en la que se conoció que el presupuesto era de unos $45 millones. Según Bloser, el remanente para concluirla es ahora de $27 millones, con lo que la cifra actualizada superará la inicial.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia